El futuro del sector financiero

Asegúrate hoy el mañana

¿Qué futuro le espera al sector financiero?

Al contrario que en la última crisis financiera, la COVID-19 ha tenido un impacto inmediato en la economía real que, en una segunda fase y de manera progresiva, se irá manifestando en el sector financiero. Los cierres de las economías y las medidas de distanciamiento social impuestas por los distintos gobiernos en todo el mundo para combatir la pandemia están causando un serio deterioro de muchos de los sectores de los que se alimentan las entidades financieras. Si lo comparamos con crisis anteriores -incluida la de 2008, la crisis del petróleo, la de los años setenta, y la Gran Depresión, en los treinta-, la COVID-19 va a tener unas repercusiones mucho mayores en la economía mundial y va a provocar una caída del PIB global por encima del 6%.

¿Qué futuro le espera al sector financiero?

Las macrotendencias y su impacto en el mundo post-COVID-19

Si miramos hacia el futuro vemos que, además de la pandemia, existen otros desafíos relevantes, como las tensiones geopolíticas o la nueva regulación, que van a marcar la evolución de las entidades financieras en el medio y largo plazo. Ni nosotros ni nadie tiene todas las respuestas a esos desafíos, pero hay un conjunto de macrotendencias que los equipos directivos de las entidades financieras deben de tener en cuenta: 

Las macrotendencias y su impacto en el mundo post-COVID-19
El escenario de bajos tipos de interés seguirá deteriorando los márgenes y los modelos de negocio
El escenario de bajos tipos de interés seguirá deteriorando los márgenes y los modelos de negocio 

 

La recesión provocada por la pandemia y el deterioro de los activos va a reducir la capacidad de los sectores regulados de apoyar la economía real cuando encaremos la salida de la crisis
La recesión provocada por la pandemia y el deterioro de los activos va a reducir la capacidad de los sectores regulados de apoyar la economía real cuando encaremos la salida de la crisis

 

El escenario de bajos tipos de interés seguirá deteriorando los márgenes y los modelos de negocio

Las fuentes alternativas de capital van a ser cada vez una más importantes en el sector financiero

 

El escenario de bajos tipos de interés seguirá deteriorando los márgenes y los modelos de negocio

La COVID-19 no va a retrasar sino, más bien, a acelerar la puesta en marcha de nuevas iniciativas regulatorias en los distintos países y áreas geográficas

El escenario de bajos tipos de interés seguirá deteriorando los márgenes y los modelos de negocio
El proceso de desglobalización que vive la economía mundial va a hacer que las entidades se focalicen más en sus mercados de origen y que su crecimiento esté cada vez más ligado a  la evolución de la economía en esos países.  

 

Las entidades se enfrentan a una presión implacable, para incrementar su productividad a través de la digitalización del negocio y del upskilling de sus empleados.

Las entidades se enfrentan a una presión implacable, para incrementar su productividad a través de la digitalización del negocio y del upskilling de sus empleados. 

 

El escenario de bajos tipos de interés seguirá deteriorando los márgenes y los modelos de negocio

El cambio provocado por los clientes hacia un sector financiero basado en plataformas y ecosistemas va a generar una nueva ola de disrupción y de desintermediación 

 

Una nueva forma de ver el futuro

A la hora de pensar en el futuro es importante contar con un marco estructurado para analizar lo que le espera a tu entidad, a su operativa y a su mercado. En PwC, como parte de nuestro proyecto El Futuro de los Sectores, hemos establecido cuatro áreas principales en la que centrarse: 

 

Repara los daños

Solo hemos empezado a ver los daños que la  COVID-19 va a provocar en la economía real y, por extensión, en el sistema financiero. Unas consecuencias que van a requerir la puesta en marcha de iniciativas para actuar sobre los balances y sobre la reputación de las entidades financieras. 

A continuación, algunas de las más prioritarias: 

  • Prepárate para reestructurarte
  • Aumenta la proporción de ingresos por comisiones
  • Acelera las actividades destinadas a crear confianza
  • Crea nuevas capacidades de negocio

Repiensa tu organización

Muchas de las preguntas sobre cómo organizar tu entidad y cómo gestionar el talento, que estaban sobre la mesa antes de la COVID-19, las ha respondido la eficacia, la eficiencia y la productividad del teletrabajo. Estos y otros planteamientos parecidos se están poniendo en marcha, con éxito, desde el inicio de la pandemia y a gran escala.

Repensar tu organización te va a exigir centrarte en las siguientes prioridades:

  • Apuesta por una gestión moderna, por las nuevas formas de trabajo y por el upskilling digital
  • Busca distintas fuentes de innovación y de talento
  • Rediseña tu custumer journey y tu estrategia 

Reconfigura tu negocio y tu plataforma operativa

Además de reparar los daños sufridos y de repensar sus actividades, muchas entidades financieras van a necesitar reconfigurar sus negocios y las plataformas sobre las que tienen montado su funcionamiento y su operativa comercial. En algunos casos, acometiendo cambios profundos. La anterior crisis financiera también obligó a tomar medidas de gran calado para que las entidades pudieran acometer el aumento de los costes regulatorios como, por ejemplo, la venta de empresas o la reducción de sus plantillas.

La crisis de la COVID-19 no está haciendo más que acelerar estas tendencias y poner en relieve lo mucho que queda por hacer

  • Redobla la apuesta por la reducción de costes, por la digitalización y por el rediseño de tu cartera de productos.

  • Apuesta por los servicios en la nube y por el uso de las tecnologías emergentes

  • Emplea las fusiones y adquisiciones para fortalecer tu posición estratégica

  • Cierra alianzas con instituciones de crédito no bancarias

  • Optimiza tu mix de negocios y productos.  

Informa de los resultados

A medida que los grupos de interés demandan una mayor transparencia de las entidades financieras, el foco se está desplazando, cada vez más, hacia  un reporting adecuado en distintos ámbitos, como el financiero, el ESG o el cumplimiento regulatorio, entre otros. Pero el atributo más importante de cualquier entidad financiera que quiera tener éxito en el futuro será su capacidad para articular un cultura, una historia y unos valores únicos para la sociedad. 

  • ESG

  • Estándares contables

  • Regulatorios

  • Grupos de interés

  • Sociedad

  • Impuestos 

Descargar informe "El futuro del sector financiero"

Required fields are marked with an asterisk(*)

Al incluir estos datos, reconoce haber leído la política de privacidad y que usted presta su conformidad a que procesemos los datos conforme esta Declaración.

*

Justo Alcocer, socio responsable del sector Financiero
 

Justo Alcocer
Socio responsable del sector Financiero
Email
Linkedin de Jesus Romero

Hide