El capital privado y la ESG: del cumplimiento a la creación de valor

Informe Global Private Equity Responsible Survey 2021

  • 56%

    de los encuestados tratan la ESG en la agenda de los consejos más de una vez al año

  • 66%

    incluye la creación de valor entre los 3 principales factores que impulsa inversión responsable

  • 72%

    siempre examina los riesgos y oportunidades ESG de las empresas antes de acometer una compra

  • 56%

    han rechazado inversiones por motivos relacionados con la ESG

Las múltiples crisis por las que hemos pasado durante los últimos 18 meses han lanzado un toque de atención al mundo. Si queremos prevenir nuevas pandemias, reducir los riesgos relacionados con el cambio climático, construir una sociedad más equitativa y seguir creciendo tenemos que crear economías más sostenibles.

Y las empresas están respondiendo a esta alerta situando a las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno (ESG) como un componente importante de sus decisiones estratégicas. Las compañías reconocen a la ESG como una palanca de creación de valor y son conscientes de la necesidad de tener una mentalidad proactiva en estos temas. Nuestra Global Private Equity Responsible Survey 2021 demuestra que las compañías de capital privado están también en esta senda.

Nuestra Global Private Equity Responsible Survey 2021

La inversión sostenible -una categoría que incluye la inversión ESG (en donde este tipo de cuestiones se superponen a la búsqueda de la rentabilidad) y la inversión socialmente responsable (en la que las estas se eligen o se descartan en función de consideraciones éticas)-, ya había superado 30 billones de dólares en el mundo en 2018, y ha seguido creciendo. Solo en EE. UU., entre 2018 y 2020, las gestión de activos ESG por parte de las compañías de capital privado aumentó en torno a los 5 billones de dólares. Y, en la actualidad, se estima que la inversión con impacto en el mundo -un segmento del mercado de inversión sostenible que se centra en sus efectos, independientemente de su rentabilidad- se sitúa en torno a los 715.000 millones de dólares.

Las firmas de capital privado que pongan los criterios ESG en el centro de su estrategia serán las que cambien las reglas del juego en la nueva economía sostenible. Y así como habrá compañías que liderarán este proceso, también habrá otras que pueden quedarse rezagadas y ver cómo su valor se erosiona. 

Nuestra encuesta muestra cómo las firmas de capital privado se están reorientando hacia la inversión sostenible, en particular explica: 

  • Cómo están entrando en una nueva etapa de madurez respecto a la ESG.

  • Por qué las temáticas ESG están pasando a ser una pieza clave en la creación de valor. 

  • Qué palancas están impulsando el éxito empresarial a largo plazo.

Al inicio de una etapa de madurez

Durante los últimos siete años, las firmas de capital privado han cambiando radicalmente sus análisis sobre la importancia y el valor de la ESG para sus negocios. Estos criterios han pasado de ser considerados algo tangencial y vinculado al cumplimiento -o un producto especializado para una pequeña minoría de inversores- a convertirse en un marco general que forma parte del pensamiento estratégico de la empresa.

La actitud de las compañías de capital privado ha madurado en muchos aspectos relacionados con la ESG: cómo éstas influyen tanto en las decisiones de inversión como en el valor empresarial y en la determinación de los múltiplos de una operación; así como en el compromiso con los inversores y en el reporting público.

Esta nueva etapa de madurez está impulsada por varios factores. En el sector financiero, en general, ha habido una mejora notable de la rentabilidad de los fondos centrados en ESG -al cambiar los inversores sus estándares éticos y volverse más exigentes-. También en este sector han tenido en cuenta el impacto financiero de factores como cambios en los hábitos de consumo hacia productos más sostenibles; de posibles nuevas regulaciones entorno a las temáticas ESG; y de la influencia en la reputación (negativa o positiva) de las políticas de diversidad e inclusión.

Las firmas de capital riesgo le dan cada vez más importancia a la ESG

Los criterios ESG están cada vez más presentes en los consejos de administración de las compañías de capital privado. Así, el 56% de los encuestados señala que los aspectos ESG se abordan en la agenda de los consejos más de una vez al año; mientras que el 15% asegura que este tipo de cuestiones se han tratado en todas las reuniones. Esto representa un aumento sustancial con respecto a 2019 -nuestra encuesta anterior-, cuando sólo el 35% de los encuestados aseguraba que las temáticas ESG estuvieron en las agendas de los consejos más de una vez al año; y solo el 6% señalaba que lo estaban siempre. 

Las cuestiones ESG ganan peso en la agenda de los Consejos

Esta cifras, probablemente, seguirán creciendo a medida que más empresas vayan alineando sus estrategias de inversión con la descarbonización de la economía global; haciendo que sus negocios y cadenas de suministro sean resistentes a las disrupciones provocadas por cambio climático o por futuras pandemias; contando con plantillas más inclusivas; y reconociendo que la sostenibilidad (y el propósito) es importante para atraer y retener talento. El creciente movimiento que empieza a vincular el salario de los ejecutivos con el desempeño ESG también empujará en este sentido.

Las cuestiones ESG tienen una influencia creciente en la estrategia empresarial a lo largo del ciclo de vida de las transacciones y en todos los sectores y segmentos. Las compañías de capital privado están utilizando los criterios ESG no solo para evaluar riesgos e identificar oportunidades de creación de valor, sino también para gestionar sus carteras de inversión y, en última instancia, ofrecer una mejor salida de la inversión. Un buen ejemplo sería la adopción como marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los inversores y las compañías encuentran que los ODS son cada vez más útiles porque ofrecen un enfoque universal para la consecución de resultados positivos concretos en la sociedad. 

Creando valor tanto para los inversores como para la sociedad

En los últimos años se ha producido un cambio fundamental en el enfoque dentro del capital privado en lo que respecta a la estrategia y en la aplicación de los criterios ESG. En 2019, la gestión de riesgos fue el mayor impulsor de la actividad ESG; en cambio, este año ha caído al cuarto lugar y los encuestados dan mucha más importancia a la creación de valor, siendo la primera vez que este aspecto entra dentro de las opciones para responder a la pregunta. El hecho de que la creación de valor haya sido elegida como principal impulsor demuestra que las firmas de capital privado están adoptando una mentalidad mucho más proactiva en cuanto a las temáticas ESG.

Las principales tendencias en materia de sostenibilidad, como la economía circular, el Net Zero, la contratación inclusiva, la tecnología aplicada al cambio climático, entre otras, están alterando el status quo (y creando oportunidades de inversión) en el mundo empresarial. Además, cabe mencionar a sectores como los de alimentación, moda y transporte, en donde nuevas empresas con productos más sostenibles están reconfigurando tanto los gustos de los consumidores como las estrategias de inversión y adquisición de las principales firmas de capital privado.

La creación de valor, principal impulsor de la actividad de ESG

Otra razón para este cambio es que los managing partner de estas compañías se han dado cuenta de que las cuestiones ESG son una oportunidad comercial, de verdad. Entre este grupo, cada vez son más quienes reconocen las oportunidades de creación de valor que pueden surgir al alinear un negocio con la transición a la sostenibilidad; así como que los criterios ESG son una palanca de transformación, junto con la digitalización y la internacionalización. Un dato: el 56% de los participantes en la encuesta aseguran haberse negado a cerrar un acuerdo o haber rechazado una posible inversión por motivos relacionados con el medioambiente, la sostenibilidad y el gobierno corporativo.

Además, la idea de que los criterios ESG son tan importantes como para centralizarse en un departamento específico dentro las empresas está comenzando a ganar peso. Más de la mitad de las compañías de capital privado encuestadas sostienen que la responsabilidad final de estas cuestiones y de las inversiones responsables recaen en los socios de la compañía; mientras que el 39% asigna esa responsabilidad a un equipo concreto.

El creciente interés en la inversión con impacto es un aspecto clave. Un cambio que, sin duda, se ha producido cuando las empresas han comprendido que como consecuencia de la fragilidad de nuestro entorno natural y de nuestra sociedad , los inversores valoran fondos con efectos ambientales y sociales positivos.

La mayoría de los encuestados tienen en cuenta el impacto positivo de sus inversiones

Las palancas del éxito de la sostenibilidad

El empleo de una estrategia integral de ESG requiere que las firmas consideren una amplia gama de factores específicos, pero a menudo interconectados, que podrían afectar negativa o positivamente a sus carteras de inversión y a la evolución general del negocio.

La encuesta señala que siguen existiendo brechas significativas entre las preocupaciones sobre las cuestiones ESG a nivel individual y las acciones que se llevan a cabo para abordarlas. En los casos en que estos criterios han sido durante mucho tiempo una preocupación en la gestión o como consecuencia de la regulación -como la salud y la seguridad o la prevención del fraude y la corrupción-, esta diferencia es pequeña. Sin embargo, la distancia es mucho mayor en temas como el Net zero, el riesgo climático, la biodiversidad y las tecnologías emergentes.

Brecha entre la preocupación y la acción en materia de ESG

Riesgo climático

Durante los últimos 18 meses, empresas y gobiernos se han dado cuenta de los riesgos que supone el cambio climático. Cada vez más, el sector financiero está tomando medidas, algo que se refleja en la preocupación que muestran las propias firmas de capital privado. En 2019, la gran mayoría decían estar preocupadas por cómo podía afectar a su cartera de inversión, pero no iban más allá. Este año, más de la mitad aseguran estar tomando medidas, y el 36% tiene en cuenta el riesgo climático a la hora de tomar decisiones de inversión.

Las firmas de capital riesgo toman medidas

Diversidad e inclusión

Los últimos cinco años han sido testigo de la nueva apuesta de las empresas por la diversidad y la inclusión en los lugares de trabajo, particularmente, en términos de igualdad de género. De hecho, el 77% de los encuestados sostiene que la diversidad es un valor fundamental y parte integral de su cultura. La mayoría ya considera que los equipos diversos generan beneficios, especialmente en el campo de la innovación. Mejorar la diversidad y la inclusión se está convirtiendo en una de las mayores prioridades en el mercado laboral, en donde las empresas compiten por una nueva generación de talento que ve la diversidad como norma, no como excepción, y donde los equipos y consejos más diversos pueden alcanzar un éxito mayor.

Casi la mitad de las firmas de capital riesgo cuentan con objetivos de género, étnicos o raciales en sus plantillas

Gobierno corporativo

Durante mucho tiempo, la prevención contra el fraude y la corrupción ha sido una de las principales preocupaciones en la gestión de las empresas. La vinculación entre el cumplimiento normativo en materia de ESG y la gestión de sus riesgos y oportunidades es obvia.

Sin embargo, a medida que las compañías de capital privado abordan temas como la ética empresarial, los valores corporativos y la cultura, lo hacen cada vez más con los ojos puestos en la inversión responsable o en las estrategias ESG. Su perspectiva también se verá influida por la diversidad y el talento innovador en las plantillas.

Muchas firmas cuentan con medidas para gestionar el gobierno corporativo

Próximos pasos

Diseñar tu estrategia, como empresa y como inversor

Las cuestiones ESG van a rediseñar la actividad empresarial en los próximos años y afectarán a las inversiones de riesgo, en particular, y al sector financiero, en general.  Por lo que es crucial que las firmas de capital privado incorporen la inversión responsable y los criterios ESG en su estrategia comercial y dejen de considerarlos como un tema secundario. 

Algunas cuestiones, como el riesgo climático, el Net zero, la diversidad y las tecnologías emergentes, van a influir de manera general en las empresas y sus carteras de inversión. Otras serán más específicas para empresas, sectores o ubicaciones geográficas concretas. Comprender tanto el contexto general como el específico, ayudará a estas firmas a dar forma a una estrategia que genere valor sostenible. 

Fijar una hoja de ruta y unos objetivos claros

Las firmas de capital privado deben abordar la inversión responsable y los criterios ESG de la misma forma que lo harían con otras cuestiones estratégicas con impacto directo en la rentabilidad de sus inversiones. Deben comprometerse con los equipos que gestionan sus inversiones para integrar verdaderamente las cuestiones ESG en sus planes de transformación y creación de valor.

Al evaluar nuevas oportunidades de inversión, no deben considerar los riesgos de ESG solo durante las fases de análisis, sino que deben comenzar a pensar en las oportunidades de creación de valor desde el principio e incorporarlas a su plan. También deberían considerar cómo se podría tratar a los ESG en las diligences comercial, financiera y fiscal.

Contar con un equipo que afronte el desafío

Los cambios de paradigma requieren repensar la forma en la que se hacen las cosas. Entender las cuestiones ESG será una necesidad fundamental para los inversores de capital privado que quieran alcanzar el éxito. La formación es esencial para los equipos de inversión, si lo que desean es prepararse de verdad. 

Las empresas también deberán contratar el talento adecuado si quieren generar valor sostenible. Ello va a implicar la contratación de personas con experiencia en negocios relacionados con la sostenibilidad, y, en general, contar con equipos más diversos en términos de género, raza y edad, así como de nivel socioeconómico y capacitación. La buena noticia es que las empresas que demuestren un compromiso con las cuestiones ESG probablemente estarán en mejores condiciones para atraer y retener ese talento.

{{filterContent.facetedTitle}}

Descargar - Global Private Equity Responsible Survey 2021

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios (*)

Al incluir estos datos, reconoce haber leído la declaración de privacidad y que usted presta su conformidad a que procesemos los datos conforme esta Declaración.

*

Socio responsable del sector de Private Equity

Ignacio de Garnica

Socio responsable de Private Equity



Socio responsable de Sostenibilidad en PwC

Pablo Bascones

Socio responsable de Sostenibilidad y cambio climático

Hide