Consenso económico - Primer trimestre 2018

El desafío de la innovación en una economía en forma

La economía y las empresas españolas mantienen su pujanza y las perspectivas para 2018 son favorables. Así lo han revelado los expertos y directivos consultados en el Consenso Económico, elaborado por PwC. En conjunto, la radiografía de la situación económica es positiva, aunque persisten incertidumbres sobre la prolongación del ciclo expansivo, como la relativa debilidad del consumo familiar. El reto es ahora hacer frente a los cambios tecnológicos que están transformando la actividad productiva.

España, ¿tomando altura o tocando techo?

Los resultados de este Consenso Económico confirman que la economía española ha mantenido su dinamismo en los últimos meses. El porcentaje de los encuestados que consideran que el estado actual de la coyuntura es bueno o excelente se eleva hasta el 88,5%, cuatro puntos más que en el tercer trimestre de 2017 y récord de optimismo en la historia reciente de la encuesta. Además, esta impresión positiva se proyecta hacia el próximo trimestre.

¿Cómo calificaría el momento coyuntural de la economía española?
Compartir en
¿Cómo calificaría el momento coyuntural de la economía española? Próximo trimestre
Compartir en

Estas apreciaciones sugieren que el impacto adverso de la crisis catalana ha sido inferior al esperado. En los días críticos posteriores a la consulta del 1 de octubre de 2017, muchos expertos rebajaron las previsiones de crecimiento de la economía española. Pero, en realidad, no parece haber sido para tanto y las primeras aproximaciones de 2018 confirman que la economía sigue con buen pulso.

¿Se prolongará en el tiempo este ciclo expansivo que en los últimos tres años ha permitido al PIB crecer por encima del 3%? En este punto, los encuestados tienen más dudas. El 39,6% opina que la situación a medio plazo irá a peor, tres puntos más que en la anterior entrega. Este bloque de expertos opina que el crecimiento de la economía española ha tocado techo y que inevitablemente su velocidad de crucero va a ralentizarse.

Un mundo feliz 

Los encuestados enjuician muy positivamente la coyuntura de la práctica totalidad de las geografías (solo Japón escapa a una valoración favorable). Esta tendencia les lleva a concluir que la situación de la economía mundial es buena (un masivo 82,1% respalda esa opción) o excelente (un 6,3% así lo piensa). Las expectativas para finales de año son también positivas, con un 24% que espera una mejoría.

Por regiones, la opinión más favorable sigue asociada a Estados Unidos, con un 92,8% de respuestas que interpretan positivamente su coyuntura, mientras que en la Unión Europea alcanzan el 77,6%.

La valoración globalmente positiva de la economía internacional tiene que ver con el mayor crecimiento conjunto (el ritmo del PIB mundial se aceleró en 2017 hasta el 3,7% y las perspectivas para 2018 y 2019 son también optimistas), pero también con la sincronía de la bonanza de las distintas geografías y con la ausencia de desequilibrios (la inflación y el déficit público parecen controlados).

Previsiones de crecimiento económico según los principales organismos internacionales
Compartir en

Todo de cara (o casi) para las empresas

Los vientos de la economía soplan a favor de las empresas españolas. Las condiciones en las que operan son en muchos aspectos favorables y las perspectivas resultan también positivas. Por eso no es extraño que el 74,7% de los consultados (casi diez puntos más que en la edición anterior) consideren que la situación económica-financiera de las empresas españolas es buena y ninguno la califique como mala.

Las apreciaciones son especialmente positivas cuando se les pregunta por la coyuntura de los mercados exteriores (favorable para el 79,3%) y por las condiciones de competitividad (buenas para el 63%), ambas con una fuerte mejora respecto al trimestre anterior.

Esta percepción favorable de la coyuntura empresarial solo se ve ensombrecida por dos circunstancias: la falta de dinamismo del consumo de las familias y el previsible endurecimiento de las condiciones de financiación.

¿Cómo valora la situación económico-financiera de las empresas (resultados, rentabilidad, endeudamiento...)?
Compartir en
¿Cómo valora la situación económico-financiera de las empresas? Próximo trimestre
Compartir en

Las familias siguen regular

Un trimestre más, los resultados de la encuesta confirman la brecha existente entre la situación de las empresas y la de las familias. En contraste con la favorable impresión sobre la coyuntura empresarial, la opinión de los panelistas sobre los hogares continúa ofreciendo luces y sombras, con una mayoría de respuestas (el 62,5%) que califican su situación como regular. Y no parece que vaya a mejorar en el horizonte más próximo.

En lo que se refiere a la demanda de las familias, nuestros expertos consideran que en los próximos seis meses se mantendrá estable la de bienes de consumo, mientras que es probable que aumente la inversión en vivienda (en coherencia con la reactivación del mercado inmobiliario en los últimos meses).

El desafío de la innovación

La España que innova, ¿espejismo o realidad?

La innovación tecnológica se ha convertido en una necesidad en buena parte de la actividad productiva. Pero, ¿está España realmente preparada para abordar este reto? Las conclusiones del Consenso Económico sobre el cambio tecnológico y la digitalización del tejido empresarial español son variadas. El 90% de los encuestados cree que España participa de la dinámica innovadora que está transformando la economía mundial. Sin embargo, se plantean dudas sobre si está aprovechando adecuadamente la revolución tecnológica. El 42% de los expertos sostienen que nuestro sistema productivo está perdiendo posiciones en el ranking internacional, el mismo porcentaje suscribe la idea de que mantiene su posición relativa y solo el 6,4% entiende que sale beneficiado respecto a los países de nuestro entorno.

 

El gasto en I+D, clave para el futuro

El dinero no lo es todo, pero sí es un ingrediente fundamental en el desarrollo de la innovación. El 94,2% de los panelistas cree que el gasto total de nuestro país en I+D+i es insuficiente, y un 82% considera que este es el factor clave que impide a la economía española recortar distancias con los países más desarrollados.

Entre las causas de esta situación destacan la falta de mecanismos que incentiven la inversión en I+D por parte de las Administraciones Públicas, la separación excesiva entre el tejido universitario y las necesidades productivas del país o el escaso tamaño de nuestras empresas.

Contacta con nosotros

Síguenos en