Skip to content Skip to footer
Search

Loading Results

Encuesta Mundial de Riesgos 2022

Cómo gestionar tus riesgos en un mundo disruptivo

Más riesgos y de mayor calado que nunca

El mundo, hoy, es diferente al de hace dos años y también lo es el entorno de riesgos en el que operan las empresas. Los cambios son rápidos y disruptivos. Un buen ejemplo ha sido la pandemia, que ha impactado en el mercado laboral, en la lucha por el talento y en las cadenas de suministro, entre otros aspectos. Según nuestra 25ª Encuesta Mundial de CEOs, la ciberseguridad se ha convertido en una de las principales amenazas para las empresas y los ataques de ransomware son cada vez más frecuentes y sofisticados. La volatilidad del actual entorno geopolítico está alimentando todavía más los riesgos cibernéticos.  

La situación generada por la invasión rusa de Ucrania también se está traduciendo en problemas de aprovisionamiento y el aumento de los costes de las materias primas está alimentando los problemas en las cadenas de suministro de las empresas, que tienen que hacer frente a los riesgos relacionados con sus proveedores y con otros actores, complicando aún más el panorama. Además, los clientes, inversores y otros grupos de interés están centrado su atención en las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno (ESG, por sus siglas en inglés), especialmente, después de la reciente iniciativa de información sobre el cambio climático propuesta por la SEC, el órgano regulador y supervisor de los mercados en EE.UU. 

Cada uno de los riesgos que acabamos de citar pueden tener consecuencias relevantes para las empresas y, al estar fuertemente interconectados, poner en juego, en un abrir y cerrar de ojos a la marca, la reputación y la operativa de las organizaciones. 

Dentro de este complejo entorno empresarial, muchos directivos se están viendo obligados a revisar y modificar sus estrategias y modelos operativos a gran velocidad. Son conscientes de que para aprovechar las oportunidades de negocio y prevenir cualquier tipo de crisis es necesario actuar con rapidez.

Nuestra Encuesta Global de Riesgos 2022 destaca cinco acciones clave que las empresas deberían tener en cuenta para potenciar sus capacidades de gestión de riesgos. Los desgranamos a continuación.

Gestiona los riesgos desde el minuto uno e informa a los órganos de decisión

Gestiona los riesgos desde el minuto uno e informa a los órganos de decisión

La gestión de riesgos resulta de gran utilidad para los miembros del Consejo de Administración y para los directivos de las empresas cuando está integrada en los procesos de planificación estratégica y de toma de decisiones. Hoy en día, el contexto en el que se mueven las compañías dista de ser estático. Por ello, es necesario revisar con frecuencia las decisiones de carácter estratégico. 

La forma de gestionar los riesgos debe adaptarse para que la información y el análisis en tiempo real puedan servir de apoyo para la toma de decisiones. Esto implica que las capacidades de gestión de riesgos dentro de las empresas deben ser ágiles para reflejar el perfil de riesgo cambiante de la organización. De hecho, las conclusiones de nuestra encuesta revelan la importancia de esta cuestión: ocho de cada diez directivos entrevistados afirman que mantenerse al día con la velocidad de la transformación digital es un reto importante para la gestión de riesgos.

Las empresas que más han destacado en los dos últimos años no se han limitado solo a gestionar sus riesgos. Los han afrontado, además, con confianza y dinamismo. Han puesto en marcha los recursos convenientes para poder tomar decisiones informadas en el momento adecuado. Un buen análisis y la elaboración de modelos de riesgo es un componente clave de la gestión proactiva de los riesgos, al igual que la inclusión de estas capacidades desde el inicio de los nuevos proyectos e iniciativas estratégicas. En la actualidad, menos del 40% de los directivos de las empresas están aprovechando las ventajas que suponen consultar a los profesionales especializados en riesgos en las primeras fases de sus proyectos.

Algunas consideraciones clave para gestionar los riesgos desde el minuto uno e informa a los órganos de decisión:

  • Integrar la gestión de riesgos en la planificación estratégica, en los procesos de toma de decisiones y en las iniciativas de transformación a gran escala.

  • Reunir distintas percepciones del riesgo y contar con un área de especialistas en la materia para estar al tanto de los riesgos clave y contar con los análisis correspondientes. 

  • Llevar a cabo una planificación de escenarios y crear modelos para abordar los principales riesgos del negocio.

Cuenta con una visión integral de todos tus riesgos

Las compañías suelen usar indicadores clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés) para medir sus resultados en relación con los objetivos estratégicos y respaldar la toma de decisiones. Lo mismo se debería hacer a la hora de analizar y monitorizar los riesgos. Cuando vinculamos los indicadores de riesgo con los de negocio somos capaces de proporcionar a la dirección de la compañía señales de alerta temprana, que le permita revisar sus estrategias y tomar las acciones necesarias para mitigarlos. 

La capacidad de analizar y de utilizar los datos es clave para detectar cambios en el panorama de riesgos de una empresa. Según nuestra encuesta, las compañías lo saben y están invirtiendo en ello. Así, el 75% de los directivos tienen previsto aumentar el gasto en el análisis de datos, la automatización de procesos y en tecnologías para apoyar la detección y el seguimiento de los riesgos. Compartir la inversión e integrar aún más la tecnología y los datos sobre riesgos puede ayudar a impulsar eficazmente una visión integral en toda la empresa. 

Consideraciones clave para contar con una visión integral del riesgo: 

  • Sacar provecho de los indicadores de riesgo a partir de datos internos y externos en tiempo real.

  • Establecer procedimientos para supervisar los riesgos y escalarlos dentro de la compañía y poder responder con rapidez.

Fija el perfil de riesgo de tu compañía y utilízalo como una ventaja competitiva

Fija el perfil de riesgo de tu compañía y utilízalo como una ventaja competitiva

Los directivos han visto grandes oportunidades de negocio en medio de la disrupción generada por la pandemia. Se han cuestionado sus modelos de negocio y sus formas de trabajar, y han puesto en marcha numerosos cambios a largo plazo, no exentos de riesgos. Estamos viendo que el crecimiento y los riesgos están fuertemente vinculados.

Determinar el perfil de riesgo de una empresa es una herramienta fundamental para ayudar a los directivos a saber hasta dónde pueden llegar en la búsqueda de nuevas oportunidades de crecimiento. Dibuja los límites que el Consejo de Administración impone a sus directivos en tomar decisiones y en la puesta en marcha de sus estrategias. Si una oportunidad de negocio implica más riesgo del que la empresa está dispuesta a asumir, quizás sea necesario revisar su perfil de riesgo y merece la pena arriesgar más a cambio de un mayor retorno. Entre los directivos que han participado en la encuesta, sólo el 22% se está beneficiando de las ventajas de fijar el perfil de riesgo de su compañía.

La cultura del riesgo también tiene un papel importante a la hora de sacar provecho de las oportunidades. Una filosofía del cumplimiento demasiado estricta en la empresa puede ahuyentar la innovación, mientras que otra, demasiado débil, puede dañar la marca y la reputación. Así, una cultura de riesgo eficaz ayuda a los directivos a comprender cuál es el perfil de riesgo de la compañía, y proporciona, al Consejo de Administración y a la alta dirección, la confianza necesaria para que se identifiquen y gestionen los riesgos de forma adecuada. Cuando conseguimos alinear la estrategia, el perfil de riesgo y la cultura, las empresas son capaces de gestionar sus riesgos de forma realmente eficiente.

Consideraciones clave para determinar tu perfil de riesgo y utilizarlo como una ventaja competitiva:

  • Definir de forma clara y sencilla el nivel de riesgo que la empresa está dispuesta a asumir para cumplir con su estrategia.

  • Invierte en formar, en sensibilizar y en crear una cultura del riesgo entre todos los empleados de la empresa.


Ayuda a la toma de decisiones con los sistemas y procedimientos adecuados

Ayuda a la toma de decisiones con los sistemas y procedimientos adecuados

Con la creciente complejidad e interdependencia de los riesgos, las empresas necesitan que la información que reciben sea precisa y relevante para poder tomar las decisiones adecuadas. Muchas compañías no disponen de un lenguaje de riesgos común que les permita gestionarlos de forma eficiente. A menudo, se ponen en marcha procesos y sistemas de riesgo sin sentido, que hacen difícil tener una visión común y consolidada de los riesgos. Las empresas necesitan invertir en procesos y en sistemas para conseguir un enfoque estandarizado y consistente en la gestión de riesgos. El 75% de las compañías reconocen que contar con sistemas y tecnologías que no son compatibles es un reto importante en la gestión de riesgos, y sólo el 35% dice estar abordando el problema de manera estructurada.

Consideraciones clave para facilitar la toma de decisiones orientadas a la gestión del riesgo con la puesta en marcha de sistemas y procedimientos:

  • Emplear una plataforma tecnológica que soporte la función de gobierno, riesgos y cumplimiento para contar con un enfoque coherente en la gestión de riesgos y disponer de una fuente única de información.

  • Crear vínculos entre las diferentes áreas de la empresa para definir de forma clara las funciones y responsabilidades vinculadas a las actividades de riesgo.

  • Determinar conjuntamente, entre los negocios y la función de riesgos, el tipo de reporting y los datos que serán necesarios para una gestión de riesgos óptima.

Duplica tus esfuerzos en los riesgos más relevantes

Duplica tus esfuerzos en los riesgos más relevantes

La gestión del talento, los problemas en las cadenas de suministros, el cumplimiento normativo, las ciberamenazas, alcanzar los objetivos en materia ESG… Es más que probable que alguno o todos estos grandes riesgos estén afectando a tu empresa, independientemente del sector de actividad en el que estés. 

Unos riesgos prioritarios que si tienen como característica el estar estrechamente relacionados entre sí, lo que significa que uno puede amplificar a los demás y provocar impactos en cadena de gran alcance. Por ejemplo, una brecha de seguridad en los sistemas es muy posible que acabe por desencadenar otro tipo de riesgos como los financieros, los operacionales o los reputacionales.

Las capacidades de gestión de riesgos deben ir más allá del análisis tradicional y hacer un estudio, en profundidad, de estas amenazas prioritarias que, además, evolucionan y cambian rápidamente. Este análisis debe incluir los desencadenantes y las señales de riesgo y debe ayudar a los gestores a comprender su interdependencia y a definir el perfil de riesgos de la organización. 

Pero no todos los riesgos pueden mitigarse o evitarse por completo. Por eso, es importante también desarrollar y reforzar la capacidad de resistencia de la empresa y desarrollar planes sólidos de continuidad del negocio y de respuesta a las crisis.  

Consideraciones clave para duplicar los esfuerzos en los riesgos más importantes:

  • Realiza una evaluación de la interconectividad de los riesgos empresariales clave.

  • Desarrolla y pon en práctica planes sólidos de continuidad de la actividad y de respuesta a las crisis.

Principales riesgos a los que se enfrentan las empresas

El retorno de contar con una gestión estratégica del riesgo

En un ambiente empresarial definido por la volatilidad y cargado de riesgos interconectados, la gestión de riesgos debe ser un reto de equipo. Es comprensible que la titularidad de los riesgos se reparta cada vez más entre las distintas partes dentro de la compañía, pero todas ellas deben trabajar juntas y de forma coordinada.

Nuestra encuesta revela que, aquellas empresas que desarrollan una capacidad de gestión de riesgos estratégica, cuentan con resultados mejores y la confianza de la alta dirección en la función de riesgos se dispara. También, tienen cinco veces más probabilidades de generar confianza en los grupos de interés y de mejorar la resiliencia. Además, cuentan con casi el doble de probabilidades de conseguir un crecimiento de los ingresos del 11%.

Contacta con nosotros

Ramón Abella

Ramón Abella

Socio responsable de Risk and Compliance de PwC

Síguenos en

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Linkedin Síguenos en YouTube Síguenos en Instagram