La NextGen de empresarios familiares españoles pide liderar la transformación digital de sus compañías

El 89% de las futuras generaciones de empresarios familiares españoles creen que donde pueden añadir más valor a sus compañías es en el ámbito digital. Sólo el 7% de la NextGen considera que sus compañías hacen una utilización de las nuevas tecnologías digitales mejor que la competencia. Apuestan por el Internet de la Cosas, la Inteligencia Artificial y la Robotización.

Madrid, 19 de noviembre de 2019. Las empresas familiares, en España y en el mundo, tienen todavía un largo camino por recorrer en el ámbito de la digitalización y de la aplicación de las nuevas tecnologías. Y la próxima generación de empresarios familiares -en adelante, NextGen- está pidiendo a voces liderar esa transformación y convertirse en agente del cambio. Esta es una de las principales conclusiones del informe NextGen 2019, elaborado por PwC a partir de una encuesta realizada a cerca de 1.000 integrantes de próximas generaciones de empresarios familiares en todo el mundo (incluido España).

La NextGen de empresarios familiares españoles es consciente de que el uso eficiente de la tecnología es uno de sus talones de Aquiles: sólo el 7% de los encuestados en el estudio consideran que sus compañías hacen una utilización de las nuevas tecnologías digitales mejor que la de la competencia, un 30% reconoce que lo hace peor y un 44%, igual. En consecuencia, tienen claro que la digitalización debe ser la principal prioridad en la que se deben centrar sus empresas en los próximos años, junto a la profesionalización y modernización de la gestión, y a la atracción y retención del talento. 

Aspectos en los que la futura generación de empresarios familiares españoles cree que pueden aportar más valor
Compartir en
Dónde quiere estar la NextGen de empresarios familiares en 2025
Compartir en

Pero el informe, además, revela que los integrantes de la próxima generación de empresarios familiares pueden actuar como agentes de cambio para impulsar la transformación digital de sus compañías, y así lo están pidiendo. El 89% de los NextGen entrevistados en España -el 90% en el mundo- creen que donde personalmente pueden añadir valor a su empresa es diseñando una estrategia de negocio de acuerdo con la nueva era digital -ver cuadro-. Un aspecto solo superado por el papel que creen que pueden tener a la hora de definir un propósito claro para su compañía y de cara a convencer de que el objetivo de la misma vaya más allá de la obtención de beneficios -96%-.

La NextGen española considera que el cambio tecnológico (63%) es una de las tres principales palancas que están transformando sus negocios familiares, solo por detrás de la fuerte competencia (70%) y de los nuevos hábitos de comportamiento de los consumidores (77%). Y cuando se les pregunta por qué tecnologías creen que van a ser más relevantes para el futuro de sus empresas familiares apuestan por el Internet de las Cosas (76%), la Inteligencia Artificial (48%) y la Robotización (48%) y, en menor medida, por Blockchain (38%) y por la Impresión en 3D (36%).

Así es la NextGen

El estudio NextGen 2019 permite, además, hacer una radiografía de cómo son las próximas generaciones de empresarios familiares en España y en el mundo y establecer su nivel de participación y el papel que tienen ahora en sus compañías. De este análisis, por ejemplo, se desprende que:

  • Están muy implicados en el negocio familiar. El 76% de los NextGen españoles entrevistados -y el 70% de los globales- dicen estar muy comprometidos con los negocios de sus familias. Sin embargo, la manera que tienen de implicarse en esta fase inicial es distinta. Mientras que el 39% de la próxima generación de empresarios familiares globales ya tiene responsabilidades de gestión, en el caso de los españoles este porcentaje es de solo el 20%. El motivo: en nuestro país, la fórmula preferida para incorporarles a la vida de sus empresas es ir dándoles entrada en los consejos (23% versus 12%) y en los órganos de gobierno (20% versus 10%). 
  • No necesariamente aspiran a la máxima dirección ejecutiva. El estudio revela que existen diferencias entre las próximas generaciones de empresarios familiares españoles y globales sobre el futuro papel que quieren jugar en sus empresas. Mientras que el 41% de los NextGen mundiales se ve ocupado de la dirección ejecutiva de sus compañías en 2025; los españoles, para entonces, parecen preferir mantener unas tareas más ligadas a sus consejos (26%) y con otros puestos de gestión/dirección (26%) pero no, necesariamente, a la máxima responsabilidad ejecutiva (22%) de la compañía. 
Las 8 tecnologías esenciales para los NextGen españoles en sus empresas familiares
Compartir en
  • Encuentran barreras para triunfar en sus empresas. Todos coinciden, sin embargo, en que a la hora de desarrollarse plenamente en sus propias compañías encuentran distintos obstáculos. Para los NextGen españoles, las mayores barreras son la competencia con otros miembros de la familia por puestos en el negocio, su propio nivel de autoconfianza e inseguridad, la falta de oportunidades interesantes y las restricciones impuestas por las propias normas de gobierno de sus empresas.
  • Resolutivos y con capacidades estratégicas. Las próximas generaciones empresarios familiares están, en general, bien preparadas para afrontar los retos que tienen por delante sus compañías. Cuando se les pregunta por cuáles son las capacidades que tienen más desarrolladas, la visión global, el pensamiento estratégico y resolución de problemas y el conocimiento del mundo de los negocios y de las tendencias económicas son las que salen mejor paradas. Por el contrario, los ámbitos en los que su nivel de conocimiento es menor tienen que ver con cuestiones regulatorias y de cumplimiento que afectan a sus compañías, y con las puramente financieras -tesorería, presupuestación…-.

A partir del análisis de las capacidades y los objetivos del conjunto de los cerca de 1.000 NextGen encuestados en el informe, el estudio divide a las próximas generaciones de empresarios familiares en cuatro tipologías:

  • Transformadores. Son aquellos que tienen mucha confianza en convertirse en los futuros líderes de sus negocios familiares y que aspiran a ocupar los principales puestos ejecutivos en los próximos cinco años. Estamos hablando del 46% del total de los encuestados.
  • Guardianes -en inglés, stewards-. Son los guardianes de la esencia de la empresa y de la sostenibilidad en el medio y largo plazo. Aspiran a ocupar puestos no ejecutivos y en los órganos de gobierno de sus compañías de aquí a 2025. Son el 26% del total de entrevistados.
  • Intraemprendedores. Sienten la necesidad de probarse a sí mismos antes y para ello, ponen en marcha iniciativas emprendedoras dentro del paraguas del negocio familiar. Una de sus principales prioridades es la de atraer talento. Son el 20% de los encuestados en el estudio.
  • Emprendedores. Suelen seguir su propio camino fuera del negocio familiar. Son más escépticos que el resto sobre la evolución de sus propias empresas respecto a sus competidores. Son también más tendentes a pensar que sus ideas no son tenidas en cuenta. Son el 8% de los entrevistados.

María Sanchiz, socia responsable de Empresa Familiar de PwC

“Las nuevas generaciones de empresarios familiares están muy comprometidas, no solo con el negocio, sino también con el propósito y los valores de la empresa y su impacto en la sociedad. En España, además, frente a lo que ocurre en otros países de la encuesta, la siguiente generación ha comprendido la importancia de profesionalizar los puestos ejecutivos de la empresa y se reservan los puestos del consejo, marcando la dirección estratégica de la compañía. La transformación y digitalización son para la nueva generación la clave de la sostenibilidad futura de sus empresas”.

María Sanchiz, socia responsable de Empresa Familiar de PwC

Contacta con nosotros

Síguenos en