El 79% de las mujeres trabajadoras españolas confía en alcanzar sus objetivos profesionales

Start adding items to your reading lists:
or
Save this item to:
This item has been saved to your reading list.

España se sitúa en el número 28 del ranking de países de la OCDE en materia de integración de mujeres en el entorno laboral. En España, la brecha salarial entre hombres y mujeres es de un 13,5%. Si el empleo femenino en España alcanzara el nivel de países como Suecia, el PIB crecería en un 17% -288 mil millones de dólares-. 

Madrid, 8 de marzo de 2018.  El 79% de las profesionales españolas –y el 80% a nivel mundial- confía en alcanzar sus objetivos profesionales, y un 74% -por el 71% mundial- busca activamente oportunidades que le permitan avanzar en su carrera. Esta es una de las conclusiones  del informe Time to Talk: what has to change for women at work, elaborado por PwC a partir de una encuesta a más de 3.600 mujeres de entre 28 y 40 años en más de 60 países presentado hoy con motivo del Día Internacional de la Mujer. No obstante, solo un 39% de las españolas, frente al 51% del resto del mundo, cree que las empresas están haciendo lo suficiente para mejorar en los ámbitos relacionados con la diversidad de género.

Preguntadas por las medidas que deberían tomar las empresas para mejorar las perspectivas de carrera de sus empleadas, la mayoría de mujeres pide una mayor transparencia, tanto en los procesos de promoción y evaluación -que deberían ser claros-, como a la hora de definir las responsabilidades de los empleados en cada escalón de la empresa y los criterios para ascender en la misma. La inversión en formación continua es otra de las peticiones de las mujeres entrevistadas.

 

La ‘cara B’ de la flexibilidad

El 42% de las mujeres trabajadoras -el 45% en España-, teme que la maternidad impacte de manera negativa en su carrera profesional, y la gran mayoría de profesionales -califica como ‘muy importante’ la flexibilidad para poder compatibilizar su vida profesional con la personal y familiar. Sin embargo, y aunque reconocen que muchas empresas cuentan con programas de flexibilidad, en la práctica les resulta muy difícil acogerse a ellos.

El informe también ahonda en la percepción de este tipo de medidas en el entorno laboral, y los resultados no son muy alentadores: el 40% de las mujeres trabajadoras en España cree que acogerse a las medidas o programas de flexibilidad podría tener consecuencias negativas en su carrera profesional. ¿Los motivos? Piensan que se ve como una falta de compromiso con la empresa o no se considera una manera eficiente de trabajar.

 

España, en la parte baja del índice Women in Work

Además, esta semana PwC también ha presentado los resultados del índice anual Women in Workque analiza las oportunidades y el nivel de integración de la mujer en el mercado laboral en la OCDE a través de cinco indicadores clave. España se sitúa en el puesto 28º de los 33 países objeto del estudio. A continuación, resumimos las principales conclusiones:

  • Brecha salarial: Según el informe, la brecha salarial entre hombres y mujeres en España es de un 13,5%, por el 14,9% de 2014. Para seguir reduciéndola, el informe recomienda aumentar el gasto público en familias y cuidado de los hijos, impulsar el emprendimiento femenino, y ofrecer más oportunidades a las mujeres en puestos de alta remuneración y mayor dificultad técnica.
  • Inserción de las mujeres en el mercado laboral: En nuestro país, el 43% de las mujeres trabaja a tiempo completo, por el 61% de los hombres; un 12% lo hace a tiempo parcial, por el 5% de los hombres, y un 30% forma parte de la población económicamente inactiva, por el 19% de los hombres. El documento calcula que si la tasa de empleo femenina creciera hasta los niveles de Suecia, el PIB aumentaría en un 17%, o lo que es lo mismo, en 288 mil millones de dólares.
  • Mujeres al mando: Un 21% de los miembros de los Consejos de Administración en España son mujeres, por debajo de la representación femenina que existe en Reino Unido -26%-, Alemania -27%-, o Francia -38%-.
  • La inserción laboral de la mujer crece a largo plazo: El índice muestra que la inserción de la mujer en el mercado laboral español ha crecido en 17 puntos desde el año 2000, el incremento más importante en todos los países analizados, junto a Chile. Además, nuestro país sigue evolucionando en términos absolutos, mientras que Finlandia o Suiza retroceden.

 

“Resulta apasionante ver cómo cada vez más y más mujeres están persiguiendo sus objetivos profesionales de forma activa. Y las empresas pueden hacer mucho para ayudarles a llegar a posiciones de liderazgo: fomentar el que se hable más abiertamente sobre las posibilidades de carrera en la compañía, mitigar el impacto de posibles sesgos o prejuicios inconscientes acerca de la proyección profesional de las mujeres, apostar por un criterio uniforme y transparente a la hora de evaluar a los profesionales, o diseñar programas de apoyo y mentorship personalizados dentro de la compañía”.

Mar Gallardo, responsable de Diversidad en PwC

Contacta con nosotros

Síguenos en