Global Private Equity Investor Survey 2023

Generando beneficios a partir de los criterios ESG: oportunidades para el capital privado

PE investment Survey

Las principales firmas de capital privado reconocen que una buena gestión de los criterios ESG crea valor en las empresas. Según nuestra última encuesta, la mayor parte de los inversores aseguran que no existe ningún conflicto entre sostenibilidad y rentabilidad.

Hace diez años, PwC encuestó por primera vez a las empresas de capital privado sobre cómo estaban abordando las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno (ESG, por sus siglas en inglés), y su principal preocupación, entonces, era la gestión del riesgo. Sin embargo, su perspectiva ha cambiado. Nuestra última encuesta, realizada a más de 150 fondos de capital privado, muestra, en primer lugar, que los encuestados están convencidos de que la gestión de los criterios ESG pueden contribuir a crear valor. De hecho, cerca del 70% sitúa la creación de valor entre uno de los tres principales factores que determinan sus iniciativas en sostenibilidad. En segundo lugar, la encuesta señala que las firmas de capital privado consideran, de forma habitual, los criterios ESG a la hora de buscar oportunidades de inversión, llevar a cabo procesos de due diligence, diseñar los planes posteriores a una adquisición y determinar las condiciones de cierre de una operación. 

Cuando se les pregunta por los beneficios que aportan las iniciativas ESG, las opiniones de los encuestados son diversas. Más de la mitad de los encuestados estiman que los principales beneficios que aportan las iniciativas ESG a su organización son la mejora de la marca, la disminución del riesgo, la diferenciación de la competencia y la atracción de nuevos clientes. Menos de una quinta parte menciona el incremento de los ingresos y la reducción de costes. Además, estos resultados reflejan la dificultad de determinar con precisión el valor/impacto financiero de la sostenibilidad. Sólo un tercio de los encuestados afirma que su organización está incorporando estos factores a la hora de hacer valoraciones, lo que confirma que los aspectos ESG pueden ser un aspecto que impulse el valor de una operación.

La experiencia también ha demostrado que las compañías líderes ya han incorporado la sostenibilidad a la hora de tomar decisiones de inversión, identificando posibles oportunidades en este ámbito cuando perfilan sus estrategias. El informe analiza cuatro ámbitos en los que utilizar un enfoque basado en los criterios ESG puede ayudar a las empresas a identificar posibles formas de generar valor.

La mayor parte de empresas de capital riesgo buscan crear valor mediante iniciativas ESG

La mayoría de los encuestados afirman que consideran coherente la buena gestión de la sostenibilidad con sus esfuerzos por generar rentabilidad para sus clientes. Más del 80% afirma que sus iniciativas en materia de ESG están "en consonancia con la búsqueda de rentabilidad", frente a tan sólo un 1% que afirma que están "en conflicto con este objetivo". 

La gran mayoría de los encuestados (70%) afirma que uno de los tres principales motores de sus iniciativas ESG ha sido la creación de valor. Aunque en 2020 este porcentaje fue similar, un 66%. Este año, hemos observado que los encuestados son más propensos a situar la creación de valor como el principal impulsor de sus actividades sostenibles. Un 37% lo ha hecho, frente a un 29% en 2020. 

También hay que destacar el aumento del porcentaje de encuestados que citan la "regulación" y el "impacto en el valor de salida" como factores que impulsan la adopción de acciones en materia de ESG. Aunque las cifras son pequeñas, también hemos observado un aumento en el porcentaje de empresas que sitúan el "deber fiduciario" entre sus tres principales motivaciones.

Además, hemos preguntado a los participantes cuántas de sus últimas operaciones han tenido en cuenta las cuestiones ESG como motor principal para la creación de valor. Un tercio indicó que más del 50% de sus transacciones lo contemplaba. Casi la mitad indicó que, al menos, algunas de las operaciones mencionan estas cuestiones como el principal generador de valor. Aunque nuestra encuesta no ha profundizado más en este tema, la experiencia nos dice que las empresas de capital riesgo utilizan el enfoque ambiental, social y de gobierno para definir nuevas oportunidades de generación de valor -algunas de las cuales analizaremos más adelante en este informe- que un análisis convencional podría pasar por alto.

 

Más de la mitad de los encuestados afirman que la gestión de la sostenibilidad proporciona cuatro beneficios y todos ellos pueden vincularse a la creación de valor. Entre ellos, destaca la mitigación de riesgos, que el 62% sitúa entre los tres más importantes. Los otros tres están relacionados con la percepción de la empresa en el mercado: "mejorar la marca/reputación de su empresa" (64%), "diferenciarse de la competencia" (55%) y "atraer/retener clientes" (52%).

 

Un gran número de empresas de capital riesgo están incorporando los criterios ESG a sus principales actividades

Este año, nuestra encuesta también ha puesto de relieve las prácticas ESG que han tenido la suficiente aceptación entre los fondos de capital riesgo como para ser consideradas estándares del sector. Se trata de medidas centradas en las etapas de apertura y cierre del ciclo de vida de una operación. Más de la mitad de los encuestados afirman que los han tomado en consideración en todas sus operaciones y en todos sus procesos de due diligence durante los últimos 12 meses.

 

Según el estudio, es igual de habitual que las empresas de capital privado incorporen los asuntos ESG en sus planes post-adquisición de nuevas compañías. La experiencia sugiere que la labor realizada antes y durante el proceso de due diligence, siguiendo los compromisos ESG de las compañías, suelen generar ideas para los planes posteriores a la compra. También se ha registrado un aumento de la proporción de encuestados que afirman que sus empresas integran los riesgos y oportunidades de la sostenibilidad en sus planes de transformación, ya sea de forma integral o puntual. Este porcentaje superó el 90% en la encuesta de este año, frente al 73% en 2020.

Debido al nivel de atención que reciben, no resulta sorprendente que las compañías de capital privado se cuiden tan bien de prevenir los riesgos medioambientales, sociales y de gobierno. Cuando preguntamos a los encuestados con qué frecuencia, durante los últimos 12 meses, su firma cambió el enfoque de una operación por las cuestiones ESG, el 53% dijo que al menos una vez habían optado por no cerrar una transacción. (En comparación con el 56% de 2020) Alrededor de cuatro de cada diez dicen que su organización modificó al menos en una ocasión el contrato de compra de acciones.

 

Pocas empresas de capital privado identifican los impactos financieros de los factores ESG

A la hora de identificar los tres principales beneficios de las iniciativas en materia ESG, es más probable que los encuestados señalan resultados cualitativos como la diferenciación competitiva y la mejora de la marca, que suelen asociarse a resultados financieros más sólidos, que resultados económicos directos. Menos del 20% de los encuestados señalan el crecimiento de los ingresos o la eficiencia de costes como alguno de los tres principales beneficios derivados de las iniciativas ESG.

Ahora bien, puede resultar difícil para los fondos de capital privado determinar el valor financiero que tienen de sus esfuerzos en materia de ESG, incluso cuando identifican oportunidades. Según nuestra experiencia, las empresas son conscientes de que hacer frente a los factores ESG -ya sea mediante la búsqueda de mejoras en los resultados relacionados con la sostenibilidad, a través de la creación de mercados para productos y servicios sostenibles, o por otros medios- podría tener un impacto positivo en los flujos de caja, en el coste de financiación y en el valor final de una empresa objetivo. Sin embargo, también hemos observado que la falta de información puede limitar la capacidad de las empresas de capital privado a la hora de vincular la creación de valor a su trabajo en relación con la sostenibilidad.

 

Búsqueda de valor ESG durante todo el ciclo de vida de una operación

Según nuestra encuesta, los fondos de capital riesgo han empezado a considerar la sostenibilidad menos como un riesgo y más como una fuente de valor. Además, muchas están integrando los factores ESG en actividades clave como la due diligence. Lo que distingue a las empresas líderes es que saben identificar y explotar oportunidades en materia de ESG en todas las fases de una operación, desde la búsqueda hasta la salida. A continuación, detallamos cuatro prácticas que pueden ayudar a los inversores de capital riesgo a identificar un mayor margen para la creación de valor.

  • Explora inversiones en sectores y zonas geográficas con financiación insuficiente para crear una corriente de operaciones sostenibles. A medida que las empresas y gobiernos intensifican sus esfuerzos por alcanzar las cero emisiones netas y otros objetivos ESG, nuevos mercados de bienes y servicios sostenibles deberían surgir, y las empresas que sirven a esos mercados necesitarán apoyo financiero. Por ejemplo, según un estudio de PwC, hay un desajuste en la financiación de empresas de tecnología climática, ya que sectores que representan el 85% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo sólo reciben el 52% de la inversión en tecnología climática. Además, otros estudios de PwC muestran que la mayor parte de la financiación destinada a infraestructuras ecológicas se destina a países desarrollados, a pesar de que regiones en vías de desarrollo como África y el Sudeste Asiático tienen grandes necesidades de capital y un alto grado de "invertibilidad". Es en estos vacíos donde las empresas de capital riesgo pueden encontrar oportunidades prometedoras para crear valor, especialmente en sectores como el de las infraestructuras, donde los beneficios se acumulan a largo plazo.

  • Toma en consideración la sostenibilidad antes de cerrar una operación. A la hora de planificar la forma de maximizar los beneficios de salida, los fondos de capital privado deben reconocer desde el principio que las compañías con estrategias sólidas en ESG generarán una mayor rentabilidad. Después de todo, la inversión en ESG está aumentando, según un estudio reciente de PwC, se prevé que los activos sostenibles sobre el total de los activos gestionados pasen del 14,4% registrado en 2021 al 21,5% en 2026. Además, la Encuesta Global de Inversores 2022, elaborada por PwC, revela que la mayor parte de los inversores desean que las compañías comuniquen la relevancia de los factores de sostenibilidad para su modelo de negocio. Las empresas de capital privado pueden crear más valor si definen, para cada empresa en la que invierten, una estrategia ESG de alto nivel en términos de impacto sobre el medio ambiente y la sociedad, así como de alineación con los cambios del mercado y la regulación. Después, pueden determinar qué cambios son necesarios para que una empresa objetivo alcance ese perfil, y trabajar en esos cambios durante el periodo de tenencia, de modo que la empresa esté bien preparada para una salida mejorada desde el punto de vista medioambiental, social y de gobierno.

  • Busca incentivos ecológicos y ventajas fiscales en las primeras fases del proceso de reestructuración de la operación. En línea con los objetivos medioambientales y sociales señalados anteriormente, muchos gobiernos están recurriendo a incentivos e impuestos ecológicos para animar a las empresas a cambiar sus prácticas. Por ejemplo, el Green Deal europeo incluye más de 1.000 impuestos nuevos o modificaciones. En Estados Unidos, la Ley de Reducción de la Inflación establece casi 370.000 millones de dólares de medidas relacionadas con el cambio climático y la energía limpia. Para crear valor adicional, las empresas de capital privado deberán determinar cómo pueden beneficiarse de estas políticas y programas y, a continuación, diseñar estrategias fiscales que les permitan acceder a la totalidad de los créditos e incentivos. Una gran empresa de tecnología energética, por ejemplo, descubrió que los incentivos podrían pagar hasta el 50% de los costes de sus iniciativas de descarbonización.

  • Considera estructuras de financiación innovadoras que utilicen capital verde de bajo coste. Según un estudio de PwC, la emisión de bonos verdes, sociales y de sostenibilidad (GSS, por sus siglas en inglés) podrían crecer en Europa de 500.000 millones de euros en 2021 a 1,4 billones de euros o incluso más para 2026. Las empresas de capital riesgo deberían examinar las posibilidades de financiar operaciones con capital ecológico de bajo coste, como los préstamos vinculados a la sostenibilidad (SLL, por sus siglas en inglés). Sin embargo, nuestra última encuesta sugiere que esto aún no es algo habitual. De hecho, sólo la mitad de los encuestados afirma que su organización ha utilizado SLL u otro tipo de financiación vinculada a la sostenibilidad en los últimos 12 meses. Otras posibles fuentes de financiación para operaciones centradas en la sostenibilidad son los fondos de transición -es decir, fondos dedicados explícitamente a ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos de reducción de emisiones- que están creando algunas grandes instituciones financieras.

A medida que avance la transición hacia una economía sostenible, surgirán cada vez más oportunidades de creación de valor. Centrarse en estas oportunidades ayudará a las empresas de capital riesgo a obtener la rentabilidad que buscan sus inversores.

Contacta con nosotros

Pablo Bascones, socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático

Pablo Bascones

Socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático

Ignacio de Garnica, socio de PwC Transacciones

Ignacio de Garnica

Socio de PwC Transacciones

Antonio Sarmiento, director de Sostenibilidad de PwC Transacciones

Antonio Sarmiento

Director de Sostenibilidad de PwC Transacciones

Síguenos en