La digitalización y las nuevas expectativas de los consumidores ponen en juego un mercado de 4,6 billones de dólares en el sector logístico

Informe sobre el futuro del sector logístico elaborado por PwC

La falta de una cultura y de una formación digital adecuada es el mayor reto al que se enfrentan las compañías logísticas. Sólo el 28% de las empresas del sector se consideran digitalmente avanzadas.

 

Madrid, 29 de septiembre de 2016. El sector de logística y transporte está sumido en un periodo de cambios sin precedentes como consecuencia del impacto de las nuevas tecnologías, la digitalización, la entrada competidores procedentes de otros sectores y las nuevas demandas de los consumidores. En juego, un mercado de 4,6 billones de dólares en todo el mundo. Así se expone en el informe El futuro del sector logístico y de transporte, elaborado por PwC, que hace un análisis sobre la evolución del sector en los próximos cinco años y sobre cómo estos cambios disruptivos pueden afectar a las compañías logísticas en función de su tipología y localización, entre otros factores.

La digitalización es el principal reto que afronta un sector presionado por un consumidor –tanto empresas como clientes individuales- que cada vez exige un servicio mejor y más rápido, transparente y a precios más competitivos.  Sin embargo, las propias compañías logísticas reconocen que, precisamente, la falta de una cultura y de una formación digital adecuada es su mayor reto en los próximos años. Así lo asegura el 50% de los directivos del sector, en una reciente encuesta realizada por PwC entre las principales compañías logística en todo el mundo. En ese mismo estudio, nada más que el 28% de las empresas decían ser digitalmente avanzadas. A pesar de todo, el sector logístico sigue siendo uno de los preferidos por los inversores que, desde 2011, han invertido en torno a 160 millones de dólares sólo en el ámbito de la logística digital.     

Las empresas son conscientes de las ventajas que el uso de las nuevas tecnologías y, más concretamente, del análisis de datos puede suponer para el sector –así lo asegura el 90% de los encuestados- a la hora de mejorar la operaciones internas de las compañías y de prestar un mejor servicio. Pero, además, del data analytics  el documento incluye una relación de las principales tecnologías que pueden impactar en el sector en los próximos años, así como un análisis de sus ventajas pero, también, de las incertidumbres que algunas presentan. La robotización y la automatización de procesos, el uso de vehículos autónomos y de los drones o la impresión en 3-D son algunas de las más relevantes –ver cuadro adjunto-.

Principales tecnologías que impactarán en el sector logístico
Principales tecnologías que impactarán en el sector logístico

 

Nuevas tecnologías y nuevos entrantes

Con las nuevas tecnologías han llegado también nuevos entrantes, en muchos casos start-ups, que están impactando en los distintos eslabones de la cadena de valor de las compañías logísticas con servicios más ágiles y precios más competitivos. Uber, por ejemplo, ya se ha fijado en este mercado y ha lanzado UberCARGO en Hong Kong. Así como otros competidores procedentes de otros sectores –retail, automoción- que tienen, incluso, mayor potencial de cambiar el sector tal y como lo conocemos.

El futuro del sector logístico y de transporte incluye, además, cuatro posibles escenarios logísticos en un intento de dibujar por dónde puede ir el sector en los próximos años. En todos ellos, la tecnología juega un papel importante pero afectan al mercado de forma distinta:

Escenario 1: Internet Físico En este escenario se impone el concepto de Internet Físico (Physical Internet) en el que los operadores tradicionales del sector comparten sus redes, su información y trabajan conjuntamente para lograr máxima eficiencia operativa y financiera. Se promueven estándares compartidos para el tamaño de los envíos y existe una mayor conectividad entre las compañías.

Escenario 2: se imponen los nuevos entrantes. Los nuevos entrantes revolucionan el sector y se hacen con una cuota de mercado significativa gracias a la utilización de nuevos modelos de negocio basados en tecnologías como Blockchain y el análisis de datos, entre otras. El eslabón final –last mile delivery- del transporte de mercancías se fragmenta.

Escenario 3: la competencia se complica. Las grandes compañías de retail se convierten en nuevos actores —pasando así de ser clientes a competidores— y adquieren pequeñas operadoras logísticas para satisfacer sus propias necesidades y optimizar sus cadenas de suministro.

Escenario 4: la importancia del tamaño. Los operadores logísticos tradicionales mejoran sus niveles de eficiencia y agilizan sus operaciones gracias a la aplicación total de las nuevas tecnologías.  Los grandes operadores logísticos se fusionan para tener un mayor alcance geográfico. El acceso al capital para poder acometer las inversiones necesarias se convierte en un factor clave en el sector. 

Contacta con nosotros

Síguenos en