Hacer negocios más allá del Brexit

La elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, como en su día el resultado del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, ha conmocionado a todo el mundo y ha abierto un periodo de inestabilidad inusitado. Hoy, los líderes empresariales tienen que moverse en un escenario geopolítico muy diferente al de hace solo un año y, si algo es evidente es que las empresas tienen que prepararse para varios años de incertidumbre. 

Teniendo en cuenta que las negociaciones serán complejas y durarán varios años, las empresas tienen que plantearse con urgencia cuál será su estrategia “post-brexit”, sobre todo porque quedarse parado no es una opción en un mundo cambiante en el que todo se sucede a una velocidad de vértigo. 

Reforzar el liderazgo con más transparencia y comunicación

A la hora de formular esta estrategia, será de gran utilidad construirla sobre los siguientes principios:

Desarrollar un plan de acción robusto y a prueba de distintos escenarios

En un contexto de incertidumbre, es fundamental tener bien definidos los objetivos pero ser capaces de planificar varios escenarios. Analizar y considerar las consecuencias para el negocio de las distintas alternativas permite anticiparse y elegir la mejor solución para cada momento.

Reforzar el liderazgo con más transparencia y comunicación

En periodos complejos es muy importante ajustar los mensajes y ser especialmente cuidadoso para no generar malentendidos. Ahora más que nunca es imprescindible una comunicación clara y eficaz.

Reconsiderar la estrategia internacional de la compañía

Los cambios provocados por el Brexit pueden ser una oportunidad para replantearse los mercados en los que se está presente y la estrategia de internacionalización llevada a cabo hasta el momento. Si cambia el escenario, quizá no tiene sentido hacerlo todo como hasta ahora. 

Desarrollar la “política exterior” de su empresa

Dados los cambios en materia de regulación, geopolítica o hábitos de consumo, las empresas tendrán que apostar por la diplomacia pública y la inteligencia corporativa. 

Fomentar realmente la diversidad

Dados los desafíos del mundo post-Brexit, es el momento de construir una verdadera cultura de la diversidad que sirva para integrar distintos puntos de vista, desarrollar el talento y contar con las potencialidades de profesionales de distintos perfiles. 

Prepararse para reacciones de rechazo

El Brexit pone de manifiesto que el malestar ciudadano generado por la crisis financiera no ha desaparecido. Las empresas tendrán que prestar especial atención a las demandas de los ciudadanos y reforzar su conexión con la sociedad civil. 

El Brexit, junto con otros acontecimientos inesperados, generará incertidumbre en los próximos años. Las empresas tendrán que abordar grandes desafíos, pero también encontrarán oportunidades. Si hay algo cierto, es que no es momento para detenerse. Es precisamente en un entorno cambiante donde hay que actuar y plantear nuevas soluciones que ayuden a navegar en un mar revuelto y permitan alcanzar las metas fijadas.

El Brexit y el coste de la fragmentación de los servicios financieros

¿Qué significaría para Europa la fragmentación del sector de los servicios financieros? La cuestión es especialmente relevante porque los efectos pueden ser significativos tanto para el Reino Unido como para la Unión Europea. 

No cabe duda de que el Reino Unido trabajará intensamente en los próximos años para garantizar que Londres siga siendo el centro financiero de Europa. En caso de que se mantenga el statu quo, las empresas británicas se beneficiarán del acceso al mercado único europeo, pero también las compañías, las administraciones y los ciudadanos de la UE podrán acceder al sector de los servicios financieros del Reino Unido y, a través de éste, a fuentes de financiación de todo el mundo. 

En 2015 la Unión Europea “importó” alrededor de 31.000 millones de euros en servicios financieros del Reino Unido. Este flujo comercial pone de manifiesto la dependencia de Europa de la City, así como la capacidad y fortaleza del sector en Gran Bretaña. 

 

 

Es importante que los acuerdos que se alcancen entre el Reino Unido y la Unión Europea mantengan la eficiencia y la accesibilidad a los mercados financieros
El Brexit y el coste de la fragmentación de los servicios financieros

Esta dependencia se debe al número de instituciones financieras europeas establecidas en el Reino Unido; a la gran cantidad de firmas de servicios profesionales (legal, contable y consultoría) que operan en torno al sector financiero; a los miles de profesionales que trabajan en el sector o a la capacidad británica para unificar, supervisar y regular las actividades financieras. 

A pesar de estas fortalezas, el Brexit puede fragmentar el sector y provocar el traslado gradual de las firmas financieras a otras ciudades europeas. Este cambio podría impactar en la eficiencia del sector y, por extensión, en el conjunto de la economía. Al mismo tiempo y a pesar de la fragmentación, surgen oportunidades para otros países de la Unión que podrían alojar parte de los servicios financieros que se desplacen desde Londres. Por ello, es importante que los acuerdos que se alcancen entre el Reino Unido y la Unión Europea mantengan la eficiencia y la accesibilidad a los mercados financieros. 

¿Cómo afecta el Brexit al mercado de M&A?

La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea ha hecho que muchas empresas se replanteen su estrategia de fusiones y adquisiciones (M&A). En un contexto de incertidumbre en donde no está claro ni el calendario ni el contenido de las negociaciones, las compañías tienen que plantearse las siguientes cuestiones: 

  • ¿Tiene sentido para las compañías británicas utilizar las fusiones y adquisiciones para asegurar una presencia operativa en la UE y así preservar el acceso a los mercados europeos? En sentido contrario, ¿tienen que moverse rápidamente las compañías europeas para mantener su presencia en Gran Bretaña?.
  • ¿Pueden utilizarse operaciones de M&A para acelerar el acceso a mercados ajenos a la UE en un escenario con tantas incertidumbres?.
  • Teniendo en cuenta los últimos movimientos del mercado de divisas ¿Es más atractivo el mercado británico para las compañías extranjeras o es el momento de replantearse la retirada?.
  • ¿La volatilidad en el precio de las acciones que se ha registrado tras el referéndum supone una oportunidad para comprar o un desafío antes una  posible oferta de compra?.
¿Cómo afecta el Brexit al mercado de M&A?
¿Cómo afecta el Brexit al mercado de M&A?

En todo caso y teniendo en cuenta el escenario complejo en el que nos encontramos, estamos convencidos de que las empresas interesadas por operaciones de M&A tienen que dar los siguientes pasos: 

  • Revisar las opciones que tienen de comprar o ser compradas.
  • Identificar posible objetivos que ayuden a reforzar sus necesidades estratégicas. 
  • Evaluar estos objetivos de manera exhaustiva, ya sea mediante valoraciones que incluyan la evaluación de sinergias, como con una due diligence adecuada.