Solo el 30% de la financiación de las empresas en España procede de mercados distintos al bancario

  • Informe Temas Candentes de los Mercados de Capitales 2013, elaborado por PwC

  • El bajo nivel de internacionalización de las compañías o la preservación de la intimidad de la empresa, algunas de las razones que explican el reducido número de cotizadas en España

Madrid, 11 de diciembre de 2012. Las empresas en España tienen una gran dependencia del sector financiero: solamente el 30% de la financiación de las empresas en España procede de mercados distintos al bancario. Esta tendencia se invierte en otros países, como por ejemplo Estados Unidos, donde el 80% de la financiación proviene de mercados diferentes al financiero, como los mercados de capitales. Esta es una de las conclusiones del informe Temas Candentes de los Mercados de Capitales para 2013, elaborado por PwC, que analiza las alternativas a la financiación bancaria que tienen las compañías.

Sector financiero español: fuentes de financiación de la economía en porcentaje

El estudio señala la salida a bolsa, o al menos su consideración, como un paso necesario en la vida de toda compañía. Y más aún en el actual contexto económico, donde la financiación bancaria difícilmente alcanzará los niveles del pasado. El acceso a nuevo capital, la notoriedad y el prestigio o facilitar la valoración de la compañía son solamente algunos de los beneficios que una salida a bolsa puede aportar a las compañías.

Sin embargo, España presenta algunas barreras específicas que hace que haya un número inferior de cotizadas, en comparación con países de dimensiones y parámetros similares o, incluso, menores. El reducido nivel de internacionalización, preservar la intimidad de la empresa, el desconocimiento sobre los detalles que implica la cotización o el desarrollo tardío de las OPVs en España explican que los registros de empresas que cotizan en bolsa en nuestro país sean inferiores a los de otros mercados occidentales.

El informe destaca la necesidad de que nuestras compañías acudan al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), dada la estructura empresarial española, con un gran número de PYMES. El MAB ofrece a estas empresas una regulación diseñada específicamente para ellas, con unos costes y procesos adaptados a sus características. Pero uno de los principales problemas de este mercado de capitales en la actualidad es el tamaño de las empresas, con unas cifras de facturación limitadas por la coyuntura y que generan un círculo vicioso que dificulta la atracción de inversores.

La limitación del acceso a financiación bancaria ha provocado que empresas de todo tipo estudien la posibilidad de emitir valores de renta fija (bonos Investment Grade o High Yield) como una alternativa para satisfacer sus exigencias de financiación. Hasta hace poco tiempo, solamente las compañías de gran tamaño se planteaban este tipo de estrategias, debido a los elevados volúmenes mínimos necesarios para poder emitir.

Finalmente, el estudio hace un repaso al panorama del mercado de las fusiones y adquisiciones (M&A en su siglas en inglés) en España, como alternativa estratégica para las compañías, para los próximos años. Pese a las prudentes expectativas de mercado, algunos inversores más especializados y con presencia local están aprovechando la actual situación para llevar a cabo la adquisición de activos o compañías atractivas a un menor precio. Las ampliaciones de capital y las adquisiciones de activos procedentes de reestructuraciones corporativas o de los balances de cajas y bancos se perfilan como los principales tipos de operaciones para el próximo año.

 

Alberto Monreal, socio de PwC Tax and legal ServicesPara Rocío Fernández Funcia, socia responsable de Mercado de Capitales de PwC, “las empresas españolas tienen a su alcance diversas fórmulas de financiación que, en muchos casos, no han requerido su atención en el pasado porque la elevada penetración de la financiación bancaria no lo ha hecho necesario. Sin embargo, en estos momentos, donde el crédito bancario se ha reducido drásticamente, se hace imperativo un giro a otras estructuras de financiación más acordes con las existentes en países desarrollados de nuestro entorno. Para no perder competitividad deberemos conocerlas, utilizarlas y mejorar sus mecanismos para que funcionen a pleno rendimiento en nuestro país. Con esa finalidad hemos abierto este debate en el que todos: empresas, asesores y poderes públicos, podemos contribuir a ello porque nos jugamos mucho”.

 
 

Para más información

  • Contacto: Xavier Janer - Prensa PwC-
    Teléfono: 91 568 42 75