El 52% de las multinacionales prefiere recurrir al arbitraje antes que a los tribunales de justicia para resolver sus disputas internacionales

Informe ‘Las empresas ante el arbitraje internacional. Perspectivas sectoriales 2013’

  • El 68% de los servicios jurídicos en empresas de construcción y el 56% en energía, prefieren el arbitraje. Sin embargo, solo un 23% de los servicios financieros recurre a esta práctica como primera opción.
  • La “judicialización” del arbitraje, el coste y la duración de los procedimientos son cuestiones que preocupan al sector.

Madrid, 8 de mayo de 2013.- El 52% de las multinacionales prefiere recurrir al arbitraje para resolver los conflictos internacionales en lugar de acudir a la jurisdicción ordinaria. Dado el mayor atractivo del arbitraje para las empresas, se podría esperar que este mecanismo sea utilizado con más frecuencia, pero la realidad indica que el 47% de las disputas internacionales se resuelven a través de arbitraje e idéntico porcentaje se resuelven ante los tribunales de justicia. Son datos del informe ‘Las empresas ante el arbitraje internacional. Perspectivas sectoriales 2013’ elaborado por PwC, basado en entrevistas a profesionales de servicios jurídicos internos de grandes compañías y que analiza las distintas decisiones que adoptadas por las compañías a la hora de recurrir al arbitraje internacional.

Infografía ‘Las empresas ante el arbitraje internacional. Perspectivas sectoriales 2013’

La crisis económica no ha provocado un aumento significativo, en general, del número de disputas internacionales entre compañías, salvo en el sector financiero. El informe presta especial atención principalmente a tres sectores: financiero, energía y construcción. El 68% de los encuestados en el área de construcción prefiere el arbitraje. Esta opción también es la favorita para el 56% de los profesionales de servicios jurídicos en empresas de energía. Sin embargo, en el sector financiero, solo un 23% apuesta por esta opción, debido, entre otras cuestiones, a la naturaleza más legal y menos técnica de las disputas en este sector.

En el sector energético, el arbitraje es claramente el mecanismo preferido de solución de controversias, seguido por el litigio, la adjudicación y la mediación. En el sector construcción, después del arbitraje, los litigios son los más demandados. En el caso de las entidades financieras, éstas prefieren los litigios judiciales al arbitraje, aunque cada vez reconocen más sus ventajas.

Los encuestados declararon resolver el 57% de las disputas negociando directamente con la contraparte o acudiendo a la mediación. De los conflictos no resueltos por estos procedimientos, son minoría (32%) los que terminan remitiéndose a jurisdicción ordinaria o arbitraje. A la hora de decidir si iniciar un proceso de arbitraje, los factores más importantes son la solidez de la posición jurídica de la entidad, seguida por la contundencia de las evidencias disponibles y, en tercer lugar, por la cuantía de las indemnizaciones por daños y perjuicios que pudieran percibirse. Una vez tomada la decisión de acudir al arbitraje, son pocas las entidades (11%) que desisten de los procedimientos por dificultades de financiación.

Para seleccionar un asesor legal externo se tiene en cuenta el conocimiento sectorial y la experiencia previa de la firma o del letrado en procedimientos de arbitraje. A la hora de elegir asesor, los encuestados muestran una ligera preferencia por los especialistas en arbitraje (55%) con respecto a aquellos con conocimientos especializados en el sector que es objeto del arbitraje (45%). No obstante, el conocimiento del sector es el factor más importante para los encuestados del sector de la construcción. Por su parte, la elección de expertosindependientes se basa principalmente en su reputación y en su experiencia en ratificar ante los tribunales.

Según el informe, el arbitraje internacional constituye el mecanismo por excelencia a la hora de resolver disputas internacionales. Aún así, son muchas las entidades que siguen expresando sus preocupaciones acerca de los costes y la lentitud de este tipo de procesos. La “judicialización” del arbitraje, el creciente formalismo de los procesos y sus similitudes con los litigios judiciales convencionales también son cuestiones que preocupan al sector.

Para Javier López Andreo y Ángel Muñoz, socio y director, respectivamente, del departamento de Forensic de PwC, “este estudio demuestra que las compañías multinacionales están sofisticando notablemente sus decisiones acerca del arbitraje internacional, dotándose de mayores recursos internos para afrontar estos procesos.

El arbitraje internacional sigue siendo el recurso principal en las disputas internacionales, asimismo creemos que aún tiene un gran recorrido, sobre todo en determinados sectores.”

Para más información

  • Contacto: Alejandra Eiras - Prensa PwC-
    Teléfono: 915 685 174