Un 37% de los trabajadores temen que la automatización ponga en riesgo su empleo

 

Madrid, 20 de septiembre de 2017. El 37% de los trabajadores cree que la automatización puede poner sus puestos de trabajo en riesgo –por el 33% que lo pensaba en 2014-, y un 56% considera que los gobiernos deberían poner en marcha algún tipo de medidas para proteger esos empleos. Son algunos de los principales datos que se desprenden del informe Workforce of the future: the competing forces shaping 2030, elaborado por PwC y el Said Business School (Oxford), a partir de la opinión de más de 10.000 empleados en India, Alemania, China, Reino Unido y Estados Unidos, sobre el impacto de las tecnologías, la automatización y el futuro del mercado laboral.

A pesar de la preocupación por la automatización, el informe revela que la tecnología es vista por la mayoría como un facilitador laboral. El 65% de los encuestados se muestra convencido de que esta mejorará sus perspectivas de trabajo. Eso sí, esta convicción varía por países: en Estados Unidos -73%-, o India -88%-, están más de acuerdo que en Alemania -48%- o el Reino Unido -40%-. Además, un 73% considera que la tecnología jamás podrá sustituir a la mente humana, y un 86% que las habilidades humanas siempre tendrán demanda.

 

Distintos porcentajes de trabajadores
Compartir en

 

El estudio explica que se está produciendo un cambio de mentalidad. Ya no vale con tener una formación, unos conocimientos y un trabajo para toda la vida; es necesario adquirir nuevas capacidades cada pocos años, y acompañar estos con el desarrollo de habilidades interpersonales como la gestión de riesgos, el liderazgo o la inteligencia emocional. De hecho, El 74% de los encuestados en el estudio es consciente de la necesidad de ‘reciclarse’ y aprender nuevas habilidades para seguir activos en el mercado laboral. Una responsabilidad que la ven como suya y no necesariamente de la compañía. Todo ello para contar con un empleo muy distinto al que hemos conocido tradicionalmente. Y es que el 60% de los profesionales cree que, en el futuro, muy poca gente tendrá un empleo estable y de largo recorrido.

Para Richard Lane, director de People & Organisation en PwC, “la automatización transformará los tipos de trabajo disponibles, así como la cantidad y su valor percibido. Con la sustitución de aquellos trabajadores dedicados a labores más rutinarias y repetitivas, se amplificará el valor de los profesionales resolutivos, creativos  y con mayores capacidades de liderazgo. En definitiva, aquellos trabajadores que sean capaces de realizar las tareas que no pueden ser automatizadas, serán más relevantes”.

Además, el informe establece cuatro posibles escenarios de cómo será el mercado laboral en 2030 basándose en las cinco grandes tendencias que están agitando el mundo empresarial: los enormes progresos en el campo de la innovación tecnológica, los cambios demográficos, el enorme crecimiento de las ciudades como centros de población, el vuelco del poder económico desde los países desarrollados a los emergentes y la escasez de recursos naturales y el cambio climático-.

 

Contacta con nosotros

Síguenos en