España toma la senda del Acuerdo de París y reduce su intensidad de emisiones un 2,2% entre 2000 y 2015

La intensidad de emisiones de gases de efecto invernadero de nuestro país se redujo por encima de la media mundial -1,3%- . China y Reino Unido, a la cabeza de la reducción de emisiones en el mundo.

Madrid, 16 de noviembre de 2016. La intensidad energética -emisiones en relación al PIB–  de España se redujo un 2,2% de media anual en el periodo 2000 a 2015. Esta rebaja está por encima de la media mundial -1,3%- y de los países del G7 -2,1%- para el mismo periodo, y nos sitúa en la senda correcta para cumplir en 2030 con el objetivo marcado en el Acuerdo de París de limitar el incremento de la temperatura por debajo del umbral de los 2ºC. Así se desprende del informe PwC Low Carbon Economy Index, que mide anualmente los progresos realizados por las principales economías del mundo para cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Hasta 2030, España deberá hacer un esfuerzo adicional para conseguir un nivel de reducción de las emisiones del 3,1%.

 

Así, en los últimos años, España ha conseguido desvincular el crecimiento económico de las emisiones de gases de efecto invernadero, y cuenta con uno de los valores de intensidad energética más bajos del mundo (174 tCO2/ $m PIB) gracias, en parte, al incremento en la contribución de las fuentes de generación renovable dentro del mix energético nacional.

Tasa de descarbonización en el periodo 2000-15 vs objetivos de París

Tasa de descarbonización en el periodo 2000-15 vs objetivos de París

China y Reino Unido, a la cabeza de la reducción de emisiones

A nivel mundial, la intensidad de emisiones se redujo un 2,8% en 2015, por encima del 1,3% de media obtenido durante los últimos quince años. Pero, ¿cuáles son los países que más están reduciendo sus emisiones? En 2015, China rebajó un 6,4% su intensidad energética –emisiones de carbono en relación al PIB–y se sitúa por primera vez al frente de los países que más progresos han realizado con respecto al objetivo de sostenibilidad. Esto es consecuencia, sobre todo, de un menor consumo de carbón —su uso descendió un 1,5% en 2015— y de los cambios en su economía, donde destaca el protagonismo del sector servicios. El país asiático es responsable de la mitad del consumo mundial de carbón.

Por su parte, Reino Unido consiguió rebajar un 6% la intensidad de emisiones de GEI el año pasado. De este modo continúa a la cabeza del índice –que cada año elabora PwC– para el periodo 2000-2015, al haber descarbonizado su economía un 3,5% de media anual desde principios de siglo. Estas cifras son resultado de la directiva de la Unión Europea sobre grandes instalaciones de combustión y de la política del propio país que tiene como objetivo cerrar todas las centrales eléctricas de carbón en 2025.

La publicación de estos datos, que coincide con la celebración de la COP 22 que está teniendo lugar en Marrakech, muestra cómo gran parte de los países del G20 deberán realizar mayores esfuerzos para reducir sus emisiones de carbono. Será necesario que los países reduzcan la intensidad de sus emisiones de GEI un 6,5% cada año hasta 2100 para limitar el calentamiento global a los niveles fijados en la cumbre parisina.

 

La descarbonización en el mundo

 

En la actualidad, países como Sudáfrica, México, Canadá o India no cumplen con los objetivos marcados en la cumbre de París; por otro lado, Argentina, Indonesia, Brasil, Arabia Saudí e Italia ni siquiera alcanzan las metas nacionales que tenían fijadas.

 

Índice de descarbonización de los países del G-20

Índice de descarbonización de los países del G-20

“Para cumplir con los objetivos marcados en el Acuerdo de París, hace falta un mayor compromiso por parte de todos los sectores económicos y administraciones públicas. Desde el sector público es necesario trabajar para concretar los objetivos nacionales más allá del 2020 y decidir cómo distribuir estos esfuerzos entre los sectores regulados y difusos. Por su parte, las empresas deben enfrentarse al reto de asegurar su viabilidad económica en el contexto de un proceso de transición hacia una economía baja en carbono”.

Mª Luz Castilla, socia responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático en PwC

Especial Low carbon Economy Index 2016

Contacta con nosotros

Síguenos en