Los expertos y directivos piden al nuevo gobierno que no toque el Impuesto de Sociedades y una rebaja del IRPF en la próxima legislatura

Consenso Fiscal, elaborado por PwC, correspondiente el primer semestre de 2016

El 62% de los panelistas asegura que el tipo nominal del gravamen sobre el Impuesto de Sociedades debería mantenerse y un 64% asegura que el nuevo Ejecutivo debería acometer una rebaja del IRPF. Aumenta en siete puntos respecto al Consenso Fiscal anterior –hasta el 54%- el porcentaje de los encuestados que cree que la presión fiscal sobre las empresas aumentará el  próximo año.

Madrid– 19 de julio de 2016. Los expertos –catedráticos, responsables de fiscalidad de compañías nacionales e internacionales y directivos de asociaciones profesionales- piden al nuevo gobierno que no toque el tipo nominal del Impuesto de Sociedades y que rebaje el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Así se desprende de la sexta edición del Consenso Fiscal, correspondiente al primer semestre de 2016,  que elabora PwC Tax and Legal Services -a partir de la opinión de un  panel de expertos y directivos- y que, en esta ocasión, incluye una batería de preguntas sobre Medidas fiscales para la próxima legislatura. La encuesta se realizó entre el 9 de junio y el 4 de julio. 

 

El 62% de los panelistas cree que el tipo de gravamen nominal del Impuesto de Sociedades debería mantenerse durante los próximos cuatro años y sólo un 33% estima que tendría que bajarse. En cuanto a cómo deberían evolucionar los incentivos y las deducciones fiscales en el Impuesto de Sociedades, un 62% opina que deberían mantenerse o reducirse -33% mantenerse y 29% reducirse- mientras que un 31% considera que tendrían que aumentar. Los expertos coinciden también de forma mayoritaria -el 64%- en demandar al próximo Ejecutivo una rebaja de los tipos nominales del IRPF

En materia de fiscalidad indirecta, el 43% de los encuestados se inclina porque la estructura de nuestro Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) cambie y se asemeje a la existente en países como Alemania, donde hay un tipo reducido del 7% y un tipo general del 19%. No obstante, un 38% de la opinión defiende el modelo actual español de tres tipos -4%/10%/21%-. Lo que sí tienen muy claro los expertos y directivos consultados –el 61%- es que el futuro Gobierno debería eliminar las diferencias entre Comunidades Autónomas en el Impuesto de Patrimonio y en el de Sucesiones y Donaciones. 

Carga impositiva en España

La opinión del Consenso está dividida casi a partes iguales entre los que creen que el nivel de presión fiscal de las empresas en España es normal -43%- y entre los que piensan que es alto o muy alto -46%-. Eso sí, la balanza se inclina cuando se pregunta entre los expertos sobre si cree esta aumentará en el próximo año: un 54% asegura la carga fiscal sobre las compañías subirá en mayor o menor medida. 

Por el contrario, sigue siendo muy mayoritario –el 89%- el número de encuestados que cree que la fiscalidad asociada en las rentas del trabajo en España es alta o muy alta.  Aumentan del 40% al 46% los que piensan que en nuestro país la presión relacionada con la fiscalidad indirecta es normal y caen del 58% al 48% los que aseguran que es elevada o muy elevada.  

 

Los expertos y directivos no esperan que el próximo año aumente la seguridad jurídica respecto a la aplicación de los tributos –un 60% estima que disminuirá- y se mantiene, aunque algo más atenuada, la opinión generalizada de que  en las inspecciones la Administración Tributaria tiene una actitud muy favorable a sus posiciones. Con todo, disminuye del 80% al 69% los que creen que la conflictividad del sistema tributario español aumentará en 2017. 

La opinión de los panelistas acerca del nivel de fraude fiscal en España se atempera un poco en este Consenso –cae seis puntos- aunque sigue habiendo un amplio 69% que lo califica como elevado o muy elevado. De cara al próximo ejercicio las expectativas de los expertos -62%- es que seguirá igual. 

Sistema tributario y actividad empresarial

Los resultados del Consenso Fiscal arrojan un aumento –del 59% al 66%- de los encuestados que piensan que el sistema tributario español no favorece la actividad emprendedora. Y se mantiene una mayoría –del 61%- que considera que tampoco ayuda a atraer la inversión empresarial. En este sentido, lo más significativo es que los que piensan que esta situación empeorará el próximo año aumentan en casi 16 puntos –del 29% al 45%-. 

 

“A la vista de los resultados de la encuesta, las recientes noticias sobre una mayor presión fiscal en las empresas, al aumentar el pago a cuenta del Impuesto de Sociedades, no tendrían una buena acogida, aunque en general la opinión reflejada en la encuesta es de máxima prudencia, consciente como es el mundo empresarial de la necesidad de financiar el déficit actual y no seguir incrementando la deuda pública”.

Alberto Monreal, socio de PwC Tax and Legal Services

Contacta con nosotros

Síguenos en