La incertidumbre geopolítica, principal amenaza al optimismo de los CEOs españoles para 2016

Aumentan en casi veinte puntos, hasta el 54%, los CEOs españoles muy confiados en la evolución de sus negocios en 2016. El 59% de los nuestros máximos ejecutivos prevé aumentar plantilla este año. Esta situación contrasta con la caída del optimismo de los presidentes y consejeros delegados mundiales. EEUU, México, China, Brasil y  Alemania, los mercados más atractivos para los empresarios españoles. 

Davos, Suiza – 19 de enero de 2016 – Los CEOs  españoles son más optimistas que los del resto del mundo sobre la evolución de la economía y de sus negocios en 2016. Así se recoge en la XIX Encuesta Mundial de CEOs, elaborada por PwC a partir de la opinión de 1.409 máximos ejecutivos de todo el mundo (46 españoles), que ha sido presentada hoy en el Foro Económico Mundial de Davos.  El 41% de los presidentes y primeros ejecutivos españoles espera que la economía  mejore en los próximos doce meses –por un 27% de lo globales-; y un 54% de los nacionales confiesa tener mucha confianza en la evolución de los ingresos de sus compañías –por un 35% de los mundiales-.  Comparados con el resto de países, los españoles son los segundos más optimistas acerca de la marcha de sus empresas, solo por detrás de los CEOs de India (64%) y por delante de los alemanes, ingleses, italianos, estadounidenses y chinos, entre otros muchos –ver cuadro-.  Es más, un 74% de nuestros CEOs encuentra en el contexto económico actual más oportunidades que amenazas que hace tres años, mientras que el 66% de los mundiales cree exactamente lo contrario. Estas buenas sensaciones se trasladan también a las previsiones de empleo: un 59% de los CEOs españoles espera aumentar su plantilla en 2016 por solo el 35% de los globales. 

La principal amenaza a estas buenas expectativas de los máximos dirigentes de las empresas españolas es la incertidumbre geopolítica. Así lo asegura el 91% de los CEOs encuestados que la sitúan como su gran preocupación, por delante de la sobre regulación -87%- y la respuesta  de los gobiernos al déficit fiscal- 76%-. Para los CEOs mundiales el exceso de regulación es la primera de sus preocupaciones -79%-, seguida de la incertidumbre geopolítica, la volatilidad de los tipos de cambio, y la disponibilidad del talento adecuado para sus negocios. Sin embargo, la incertidumbre geopolítica  gana peso y pasa de la cuarta a la segunda posición.  Precisamente, el documento considera que el reajuste de la economía china, la caída de los precios del petróleo y la situación geopolítica mundial –el terrorismo y los conflictos en Iraq y Siria- son los tres principales factores que explican la caída del optimismo de los primeros ejecutivos del planeta –disminuye en diez puntos respecto a la encuesta de 2015-.  

Pero, ¿dónde creen los CEOs españoles que se encuentran las mayores oportunidades de crecimiento? Estados Unidos, México, China, Brasil y Alemania son, por ese orden, los mercados más atractivos.  Destaca el caso de México que el año pasado no se situaba en este selecto grupo. Para los CEOs mundiales,  EEUU, China, Alemania,  Reino Unido e India repiten por segundo año como los cinco más importantes.  

Preguntados por cuáles son las acciones de reestructuración de sus compañías que tienen previsto llevar a cabo los máximos directivos españoles, un 43% afirma que alcanzar nuevas alianzas estratégicas o joint ventures, un 41% espera acometer medidas de reducción de costes y un 30%, realizar algún tipo de adquisición en su mercado doméstico.

Respecto a las tres principales tendencias que van a transformar las empresa en los próximos cinco años, los CEOs españoles y los globales coinciden en señalar los avances tecnológicos como la más relevante, seguida de los cambios demográficos y del cambio del peso de las grandes potencias económicas.

Cuando se les interroga sobre si el éxito en el mundo de los negocios en el siglo XXI ha cambiado y tiene que ver ya con aspectos que van más allá de los estrictamente financieros, el acuerdo es mayoritario entre todos los directivos. De hecho, para la mayoría cobra cada vez más importancia el beneficio a largo plazo frente al corto plazo y la creación de valor para un mayor número de grupos de interés, además de los accionistas (clientes, empleados, reguladores, sociedad...) 

De la globalización a la fragmentación 

De las repuestas de los CEOs en su conjunto se desprende que nos encontramos ante un mundo cada vez más cambiante en el que se están empezando a conformar algunos fenómenos impensables hace tan solo unos años, como es el paso de un mundo globalizado hacia otro multipolar,  mucho más dividido y fragmentado. Un 59% de los CEOs espera la coexistencia de múltiples modelos económicos; un 75% la configuración del comercio mundial en grandes bloques regionales; y  un 80%, la convivencia de sistemas legales y de libertades muy diferentes.

El documento, presentado ayer por PwC en el Foro Económico Mundial de Davos, señala que los CEOs de todo el mundo están centrando sus esfuerzos en tres aspectos principales:

  1. Cumplir con las mayores exigencias de sus grupos de interés.  Los CEOs son conscientes de que tienen que ser capaces de cumplir con las expectativas de sus stakeholders, entre los que los clientes son señalados como los más importante –para el 90% de los encuestados-, seguidos de los gobiernos y los reguladores  –el 69%–, los competidores –67%– y los empleados –67%–. Precisamente, las mayores exigencias de los grupos de interés están llevando a muchas compañías a redefinir y revisar su propósito para adecuarlo a los nuevos tiempos.
  2. Usar la tecnología y la innovación para ejecutar sus nuevas estrategias de negocio y alcanzar las expectativas de los consumidores. Una mayoría de los CEOs mundiales asegura estar usando la tecnología para acercarse a los clientes y cerca de un 25% reconoce que todavía no tiene suficiente información sobre ellos ni sobre lo que quieren.  En este sentido, la digitalización y el análisis de datos son dos mantras que lo siguen inundando todo.
  3. Encontrar nuevas formas de medir y de comunicar el impacto de sus negocios. La innovación y los riesgos son los dos aspectos donde, según los CEOs, todavía queda mucho por recorrer en materia de medición. En cuanto a la comunicación, los primeros ejecutivos reconocen que deben esforzarse en dar a conocer el propósito de sus compañías, la estrategia de negocio y todos aquellos indicadores que no son estrictamente financieros. 

Para Gonzalo Sánchez, presidente de PwC en España:

Las optimistas expectativas de los CEOs españoles reflejan el buen momento por el que atraviesa la coyuntura en nuestro país, con mejoras en el ritmo de crecimiento de la actividad y del empleo. Sin embargo, si queremos prolongar de forma sostenida esta favorable coyuntura es necesario que se despejen algunas de las actuales incertidumbres que se ciernen sobre nuestro país y sobre el conjunto de la economía mundial. Estas tienen que ver, entre otras, con la inestabilidad política nacional, el incremento del terrorismo, el comportamiento de las potencias emergentes y el agotamiento de los factores más cíclicos.

Porcentaje de CEOs muy confiados en el aumento de los ingresos de sus empresas

 

2016

2015

2014

2013

India

64%

62%

49%

63%

España

54%

35%

23%

20%

Rumania

50%

44%

39%

42%

México

46%

50%

51%

62%

Argentina

42%

17%

10%

26%

Africa*

42%

***

***

***

ASEAN**

38%

47%

45%

40%

Sudáfrica

37%

39%

25%

45%

Global

35%

39%

39%

36%

Australia

35%

43%

34%

30%

Reino Unido

33%

39%

27%

22%

USA

33%

46%

36%

30%

Países Nórdicos

31%

26%

***

***

Canadá

31%

36%

27%

42%

Dinamarca

30%

33%

44%

NA

Alemania

28%

35%

33%

31%

Japón

28%

27%

27%

18%

Rusia

26%

16%

53%

66%

China

24%

36%

48%

40%

Brasil

24%

30%

42%

44%

Italia

20%

20%

27%

21%

Taiwan

19%

65%

***

***

Suiza

16%

24%

42%

18%

* Camboya, Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

 

Para más información

  • Contacto departamento de Comunicación: Fernando Natera
    Teléfono: 620836990