El desarrollo de la estrategia, principal reto de los Consejos de Administración de las empresas cotizadas

Madrid, julio de 2014. La adopción de medidas para hacer frente a la crisis económica, así como los nuevos requerimientos normativos a los que han tenido que hacer frente, han impedido a los Consejos de Administración de las compañías dedicar más tiempo a los asuntos estratégicos. De hecho, el debate y aprobación del Plan Estratégico es la función con una valoración más baja. Aunque los consejeros han indicado que no contemplan los asuntos estratégicos como una prioridad en las agendas de los Consejos de Administración en este ejercicio, sí se presentan como uno de sus principales retos para los próximos años. Así lo pone de manifiesto el informe Consejos de Administración de empresas cotizadas 2014, elaborado por PwC desde 2010, que recoge la opinión de consejeros de 50 compañías cotizas españolas (34 de ellas del Ibex).

Infografía: El desarrollo de la estrategia, principal reto de los Consejos de Administración de las empresas cotizadasNo sorprende, por tanto, que la gestión de riesgos sea uno de los temas que más peso está ganando en las agendas de los Consejos, principalmente, debido a los crecientes requisitos normativos y recomendaciones de los órganos supervisores / reguladores. Los resultados muestran un elevado grado de implicación de los Consejos en la definición del nivel de tolerancia al riesgos de la compañía (valoración media de 7,2). Además, los Consejos otorgan una elevada relevancia a los principales riesgos que afectan a sus compañías, especialmente a los riesgos de cumplimiento (8,3), financieros (8,2) y reputacionales (8,1), emergiendo los riesgos fiscales (7,5) como nuevo foco de atención de los Consejos. En este sentido, la inclusión de la gestión de riesgos fiscales como facultad indelegable del Consejo (según el nuevo Proyecto de Ley de Sociedades de Capital) hará que la planificación y definición de la función fiscal dentro de las grandes empresas cotizadas españolas cobre gran relevancia.

El documento también muestra que la valoración del funcionamiento de las Comisiones de Auditoría (CA) y la Comisión de Nombramiento y Retribuciones (CN&R) continúa mejorando un año más. Si bien la CA ha alcanzado un mayor nivel de satisfacción (valoración media de 8,4 en 2013 frente a 8,3 en 2012), se ha estrechado la brecha con la valoración del funcionamiento de la CN&R (7,3), probablemente por el esfuerzo que ha tenido que hacer para adaptarse a las nuevas exigencias de los supervisores / reguladores y mercados.

Debido a la creciente importancia otorgada a la evaluación del Consejo como motor de cambio y mejora para las compañías, se ha analizado por primera vez la tipología de evaluación que se realiza sobre el funcionamiento de los Órganos de Administración. La mayoría realiza una evaluación interna (52%), el 15% lo hace con la colaboración de empresas externas, un 18% la realiza de forma mixta, y todavía hay un 15% que no lleva a cabo ninguna evaluación. Actualmente las compañías realizan esta evaluación únicamente sobre el Consejo, son muy pocas las que evalúan a los consejeros de forma individual (una tendencia que se está consolidando a nivel internacional y que probablemente ganará fuerza en España en los próximos años).

El estudio también recoge las principales tendencias en materia de Gobierno Corporativo. Si bien en los últimos cinco años existe una tendencia clara hacia la separación de cargos, los datos reflejados en sus Informe Anual de Gobierno Corporativo (IAGCs) muestran que el porcentaje de compañías que cuenta con separación de cargos tan solo ha pasado del 30% en 2009 al 33% en 2013. Asimismo, la figura del consejero independiente coordinador como medida de contrapeso de poder está adquiriendo cada vez una mayor relevancia y es previsible que pase a considerarse una obligación legal en los próximos meses. Los órganos regulatorios continúan constituyendo el grupo de interés que más influencia ejerce sobre las decisiones del Consejo, y los proxy advisors también seguirán incrementando su influencia en los Consejos.

Por último, el informe destaca algunos datos que ponen de manifiesto el esfuerzo que las compañías del Ibex están llevando a cabo para responder a un contexto normativo en constante evolución. En concreto, las sociedades cotizadas han evolucionado en diversos aspectos ligados al Buen Gobierno:

  • La participación femenina continúa adquiriendo un mayor peso, pasando de un 11% en 2009 y 2010, a un 12% en 2011, un 14% en 2012 y un 16% en 2013.
  • El 54% de las empresas se encuentra alineada con el Proyecto de Ley de Sociedades de Capital, que establece un mandato máximo de cuatro años para los consejeros de las sociedades cotizadas.
  • El número medio de reuniones del Consejo se mantiene en 11 desde 2011. (El sector de Servicios Financieros e Inmobiliarios presenta el mayor número medio de reuniones (13).
  • El porcentaje medio de consejeros independientes en las CA y la CN&R se sitúa en un 63% y 64% respectivamente.
  • Ha aumentado el porcentaje de compañías que cuenta con limitación de voto en la JGA (de un 10% en 2012 a un 20% en 2013) y se observa una mejora en la implantación de medidas de contrapeso de poder (lo cumplen el 86% de las compañías frente al 82% del 2012).

Para más información

  • Contacto: Xavi Janer. Prensa PwC
    Teléfono: 91 568 41 07