Una mayor atención sobre la información no financiera y la tecnología, claves de la nueva normativa de control interno para las empresas

  • El Instituto de Auditores Internos de España y PwC han presentado hoy las últimas novedades en materia de control interno, incluidas en el nuevo “Marco Integrado de Control Interno” elaborado por el Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commision (COSO).

  • El nuevo documento revisa la edición original de 1992 e introduce una serie de mejoras y principios para dotar a las empresas de mayor claridad a la hora de diseñar e implementar un sistema de control interno efectivo.

  • El nuevo Marco subraya la responsabilidad del auditor interno como tercera línea de defensa para asegurar y asesorar a la alta dirección y al Consejo sobre cómo funciona el sistema de control.

Madrid, 26 de junio de 2014. El reporting de la información no financiera, el control de la tecnología y la definición previa de los objetivos de negocio a los de control se convierten en el reto de la nueva normativa de control interno para las empresas. Así se desprende de la última actualización del “Marco Integrado de Control Interno” elaborado por COSO y PwC y traducido por el Instituto de Auditores Internos de España (IAI), que se ha presentado esta mañana en la XXVII edición del Foro de Expertos del IAI. El Foro, que ha reunido a los directores de Auditoría Interna de las principales compañías del país, ha estado dirigido por Ernesto Martínez, recién nombrado presidente del IAI, y ha contado con la participación de Ramón Abella, socio responsable de Auditoría Interna, control interno y gestión de riesgos de PwC e Isidoro Jurado, director de Aseguramiento y Práctica Profesional del Área de Auditoría Interna de Iberdrola. 

La que es considerada la “Biblia” del control interno (COSO), cuya primera edición se remonta a 1992, se ha actualizado para adaptarse al nuevo entorno operativo, cada vez más global, tecnológico y complejo en el que se encuentran inmersas las compañías de todo el mundo. 

La nueva edición del Marco coincide con un momento de gran demanda de medidas internas por parte de los diferentes grupos de interés en las empresas y organizaciones de todo el mundo, cada vez más comprometidas con la búsqueda de responsabilidad en la integridad de los sistemas de control interno, que apoyan la toma de decisiones y el buen gobierno.

El documento, reconocido como el marco de referencia para diseñar, implementar, desarrollar y supervisar el control interno en cualquier tipo de empresa, está dirigido a miembros de los Consejos de Administración, CEOs, alta dirección y auditores internos de las compañías, así como a reguladores y supervisores, mundo académico y auditores de cuentas. Establece los requisitos para un control interno efectivo que garantice los objetivos, el buen gobierno corporativo y la sostenibilidad de las compañías a largo plazo.

Partiendo de los mismos principios originales con los que nació la primera edición, la nueva revisión del informe presentada hoy incluye, entre otras novedades: una mayor atención al control interno de la calidad de la información no financiera generada por las compañías, tanto externa -informes de RSC, por ejemplo- como interna -aquella que sirve para la toma de decisiones de la dirección; al control de la tecnología; y al control interno derivado del nuevo entorno competitivo, global y dinámico al que se enfrentan las empresas.

El Marco cuenta con gran aceptación en todo el mundo y en su elaboración han colaborado observadores de los reguladores americanos, tales como los representantes de la SEC (la CNMV Americana), PCAOB (el ICAC americano) y la GAO (Government Accountability Office), todos ellos muy interesados en la visión de este “Consejo de Sabios”.

Ernesto Martínez, presidente del Instituto de Auditores Internos, afirma que “esta revisión del Marco Integrado de Control Interno es oportunísima. Tener un sistema de control interno eficaz es fundamental para un buen gobierno corporativo, una adecuada toma de decisiones y por tanto el éxito de las organizaciones. Genera, no sólo, un entorno empresarial más equilibrado y sostenible, sino que trasciende de lo puramente empresarial o institucional hacia la sociedad, que demanda mayor transparencia en empresas e instituciones públicas y privadas”.

“Asimismo –prosigue Ernesto Martínez- es vital para los auditores internos, ya que impulsa nuestra misión al facilitar que podamos trasladar al Consejo una opinión global sobre la eficacia del sistema de control interno”.

Por su parte, Ramón Abella, socio responsable de Auditoría Interna, control interno y gestión de riesgos de PwC señaló: “estamos orgullosos de haber colaborado nuevamente con COSO en esta actualización, precisamente ahora que el gobierno corporativo es más importante que nunca, ya que su desarrollo aporta garantías, transparencia y en definitiva, confianza en la gestión de la empresa, algo especialmente importante en un periodo de grandes retos como el actual. Por eso, para convertirse en referente empresarial, las compañías deben cuidar sus modelos de control para asegurar, no solo el cumplimiento normativo sino, además, la mejora en su toma de decisiones”. 

El Instituto de Auditores Internos de España, exclusividad en la traducción para el mundo hispanohablante

Uno de los objetivos del organismo a la hora de difundir el documento es que este sea lo más riguroso posible a la hora de transmitir los mensajes y criterios en todo el mundo. De esta forma, COSO establece traductores exclusivos en los diferentes idiomas en los que el documento es localizado. Para esta nueva edición, el organismo ha vuelto a confiar en el Instituto de Auditores Internos español que ha traducido el documento en colaboración con PwC, coautor junto a COSO de la redacción del nuevo Marco Integrado de Control Interno.

Para más información

  • Contacto: Marina Chasco. Prensa PwC
    Teléfono: 91 568 41 07