El número de concursos de empresas crece un 30% hasta septiembre y alcanza las 6.542 insolvencias

Madrid, octubre de 2013. La actividad concursal sigue imparable en nuestro país. El número de concursos de empresas publicados en España, entre enero y septiembre, se ha incrementando un 30%, en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar las 6.542 insolvencias. Solamente en el tercer trimestre, que coincide con los meses de menos actividad, se han publicado 1.643 concursos, un 21% más que en 2012. Estos son algunos de los principales datos que se recogen en el Baremo Concursal de PwC, correspondiente al tercer trimestre de 2013 y elaborado a partir de los datos publicados en el BOE.

Para Enrique Bujidos, socio responsable de reestructuraciones de PwC, “el incremento que se ha producido en este tercer trimestre hace previsible que la actividad concursal supere los 9.000 procedimientos de empresas en 2013. Pese a los malos datos registrados, durante este trimestre se ha producido una buena noticia: la modificación de la legislación concursal que se ha producido con la aprobación de la ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Esta modificación prevé un nuevo acuerdo extrajudicial de pagos para los casos de menor cuantía. Es previsible y deseable que estos casos se empiecen a resolver mediante este sistema de mediación y no lleguen a convertirse en situaciones concursales. Hoy más del 70% de los procedimientos concursales que se tramitan en los juzgados son de compañías con un pasivo menor a 5 millones de euros”.

Concursos de empresas publicados

Baremo Concursal de PwC Tercer trimestre 2013

Por comunidades autónomas, Cataluña (21%), la Comunidad de Madrid (14%) y la Comunidad Valenciana (14%) son las regiones con mayor actividad y suponen un 49% del total de concursos publicados. Les siguen de cerca Andalucía con un 9%, Baleares con un 7% y Galicia y País Vasco con un 6% sobre el total de los concursos de empresas publicados.

Los sectores de construcción e inmobiliario lideran la actividad concursal por industrias y representan el 40% del total de concursos publicados (18% y 22% sobre el total, respectivamente). El crecimiento de los concursos en estos dos sectores continúa aumentando, un 5% y un 42% respecto al trimestre anterior, lo que implica un crecimiento en términos absolutos de 64 y 351 concursos, respectivamente. La crisis continúa atacando a otros sectores como son el de distribución/comercio y el industrial, en los que han aumentado el número de empresas concursadas en un 26% y 30%.

En relación con el activo, la mayoría de empresas concursadas cuentan con un activo inferior a 2 y entre 2 y 5 millones de euros. Sin embargo, el informe destaca el incremento del 154% (151 en términos absolutos), respecto al año 2012, de las empresas con activo superior a 50 millones de euros. El promedio de valor del activo de las empresas ha aumentado con respecto al mismo periodo del año anterior, pasando de €6,3 millones a €8,3 millones. Es decir, un aumento de 2 millones de euros en valores absolutos, lo que supone un incremento del 32% en el tamaño medio del activo.

Por lo que se refiere a los empleados afectados por las insolvencias, el mayor porcentaje de empresas en concurso son aquellas con una plantilla de hasta 50 empleados. De todas formas, el número de empleados afectados por concursos representa tan sólo una muy pequeña parte de los trabajadores que han perdido su empleo en este periodo. El informe también señala el significativo aumento en el número de empleados afectados por encontrarse las empresas en concurso, un 16% más que en el mismo período de 2012.

El informe destaca que, con la Ley de Emprendedores, se reduce el porcentaje del pasivo que representan las entidades financieras (necesario para la homologación judicial de los acuerdos de refinanciación). Pasa del actual 75% hasta un nuevo umbral del 55%, lo que probablemente permita que se incrementen los ya existentes procesos de homologación, contribuyendo al mantenimiento de la actividad empresarial.

Finalmente, el documento insiste en que las futuras modificaciones de la legislación concursal deberían continuar orientándose hacia la supervivencia de los negocios. Se hace imprescindible, en este contexto, la presencia activa de los que deberían ser titulares de la propiedad económica de los negocios en crisis, hoy los grandes olvidados del proceso concursal: los acreedores. Éstos deberían poder participar de forma activa, mediante la creación de la figura del Comité de Acreedores, en la toma de decisiones que permitan la recuperación de sus créditos, sustituyendo gran parte de la labor que hoy realizan los administradores concursales y el propio Juez, mediante el establecimiento de mecanismos que permitan la negociación consensuada de determinados aspectos hoy enquistados dentro de largos procedimientos judiciales y mediante la toma de control efectivo de los negocios en crisis.



Para más información

  • Contacto: Xavier Janer - Prensa PwC-

    Teléfono: 91 568 42 75