Las empresas cotizadas buscan nuevos perfiles para sus consejos de administración

  • Informe de PwC 2012 sobre Consejos de Administración de empresas cotizadas

  • La planificación estratégica, para el 72% de los encuestados, y el control y gestión de riesgos, para el 51%, serán las actividades que concentrarán más esfuerzos durante este ejercicio

Madrid, julio de 2012. Pese a la actual crisis económica, la labor global de los consejos de administración ha obtenido una valoración de notable e, incluso, ha logrado una nota media -7,2- ligeramente superior a la del año anterior. Sin embargo, para poder afrontar con garantías los nuevos desafíos de este ejercicio, los consejeros demandan la incorporación de nuevas capacidades a los consejos. Especialmente reclaman ejecutivos con mayor conocimiento de los mercados geográficos internacionales donde opera la compañía y de consejeros con experiencia en áreas como la gestión de altos directivos y tecnologías de la información. Así se desprende del informe Consejos de Administración de empresas cotizadas 2012, elaborado por PwC a partir de entrevistas realizadas a 39 consejeros de empresas cotizadas. El estudio describe la situación actual de consejeros y consejos de administración y proyecta algunas tendencias de futuro.

 

Solamente el 8,5% de los encuestados no considera necesario ningún cambio en la composición del consejo. El resto de entrevistados manifiestan que son necesarias mejoras especialmente en dos ámbitos concretos. Para el 20%, su consejo debería incluir perfiles con mayores conocimientos de los distintos mercados geográficos; una parte importante de la facturación de algunas empresas españolas ya proviene de mercados emergentes, pero sin embargo, todavía hay pocos consejeros que conozcan en profundidad dichos mercados. El segundo ámbito tiene que ver con los conocimientos funcionales. El 24% de los entrevistados afirma que su consejo de administración necesita consejeros con amplia experiencia en la gestión de altos ejecutivos o en la gestión de tecnologías de la información. Esta necesidad es especialmente notoria en los consejos de compañías del sector financiero.

Uno de los aspectos que ha variado sensiblemente, en comparación con el estudio del año anterior, es la valoración del funcionamiento de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones (CN&R). La nota media dada por los consejeros a la labor de esta Comisión cae casi un punto (de 7,9 de 2010 a 7) debido, por un lado, a la falta de definición de algunas de sus funciones y, por otro, al efecto de prácticas que han tomado especial relevancia en el actual contexto de crisis.

La actual situación de inestabilidad económica y financiera ha empujado a los consejos a estar preparados ante la posibilidad de que la situación se agravara. Ante la pregunta de si en los últimos 12 meses se debatió en el Consejo sobre un plan de contingencia, un 87% de los encuestados manifestó haber debatido sobre ello. La crisis también ha influido en los aspectos que requerirán mayor atención por parte del consejo en 2012. La planificación estratégica, para el 72% de los encuestados, y el control y gestión de riesgos, para el 51% serán las actividades en las que deberán concentrar más esfuerzos durante este ejercicio.

El informe de este año incluye un capítulo específico dedicado a la influencia del Libro Verde de la UE sobre el Gobierno Corporativo en las sociedades. El 63% de los entrevistados cree que habrá un desarrollo del marco regulatorio para las sociedades cotizadas españolas en aspectos como la mayor implicación de los accionistas; el 57%, en la mejora de la gestión del Consejo  y el 53% en el avance de la aplicación del principio de cumplir o explicar. Por otro lado, el 90% de los entrevistados asegura que el actual desarrollo del modelo de Gobierno Corporativo ha ayudado a mejorar a las compañías españolas en este ámbito.

Entre las tendencias de futuro señaladas por el informe, destaca el debate sobre la separación o unificación de los cargos de presidente y CEO. Si en 2010 solamente un 31% apostaba por una mayor separación, el porcentaje se ha incrementado hasta el 56% este año. Esta subida se explica por la mayor concienciación de las compañías, a la hora de transmitir a sus grupos de interés, un idóneo control y supervisión del riesgo y una adecuada gestión de los posibles conflictos de interés.

Por último, el estudio incorpora un apartado dedicado a la secretaría del consejo. Para los consejeros, su función, como apoyo al presidente, es fundamental. Asimismo, la secretaría se consolida como la “garante” del cumplimiento de las normativas externas. Ambas funciones han sido consideradas por los encuestados como las mejores contribuciones de este órgano.

Para más información

  • Contacto: Xavier Janer - Prensa PwC-
    Teléfono: 91 568 42 75