La crisis macroeconómica y la escasez de crédito, principales riesgos del sector bancario en los próximos dos años

  • Informe PwC sobre los mayores riesgos de las entidades financieras

  • El estudio destaca que los resultados de la encuesta son los más pesimistas recogidos en los últimos 15 años, con una enorme incertidumbre en el corto plazo y la convicción de que serán necesarias medidas estrictas para restablecer la situación al largo plazo

Madrid, marzo de 2012. La inestabilidad macroeconómica está golpeando con fuerza a la mayoría de industrias, y la financiera no es una excepción. El informe Banking Banana Skins 2012 señala que la mala marcha de la economía es el mayor riesgo al que deberá hacer frente el sector bancario para los próximos dos años, por delante del riesgo de crédito y la escasez de liquidez. El estudio, que elabora conjuntamente PwC y Centre for the Study of Financial Innovation (CSFI) cada dos años, recoge las opiniones de más de 700 actores del sector -reguladores, banqueros y asesores- de 58 países de todo el mundo.

 

Ranking de riesgos para 2012

La fragilidad de la economía mundial -que pasa del cuarto al primer lugar del ranking-, y el peligro de una vuelta a la recesión, es, por unanimidad, el mayor riesgo del sector financiero. El estudio destaca que los resultados de las encuestas son los más pesimistas recogidos en los últimos 15 años, con una enorme incertidumbre al corto plazo y la convicción de que serán necesarias medidas estrictas para restablecer la situación al largo plazo. La inestabilidad macroeconómica se mantiene en el primer lugar en todas las regiones analizadas -Norteamérica, Europa y Asia Pacífico-.

Para los encuestados, el riesgo de crédito, que se mantiene en la segunda posición del ranking, no preocupa tanto por la posibilidad de pérdidas sino por su escala e impacto. En este sentido, inquieta la deuda soberana tanto la de los países desarrollados como la de los emergentes. Claro que esta lista  de preocupaciones la deuda soberana de la zona euro es la que más alarma al sector, tanto por su nivel de riesgo como por la indecisión de la clase política para encauzar la situación. El crédito del sector inmobiliario y el consumo son otros riesgos que también preocupan al sector bancario.

La crisis de liquidez escala de la quinta a la tercera posición y, para muchos bancos, no se trata de una amenaza sino de un hecho. Sobre todo en la eurozona, donde las entidades ya no pueden financiarse en sus mercados, sino que tiene que acudir a los bancos centrales para hacerlo. Aunque este riesgo tiene sus raíces en la crisis del euro y en el temor del derrumbe del sector bancario, las consecuencias podrían ser de gran alcance.

Además de la preocupación por la marcha de las economías y por la crisis de liquidez, los riesgos que más puestos suben en el ranking son la disponibilidad de capital -del sexto al cuarto-, el gobierno corporativo -del decimosegundo al noveno- y la continuidad del negocio -del vigesimoprimero al decimosegundo-. Por su parte, los riesgos que más bajan este año son los de tipos de interés, los mercados emergentes y los sistemas de pagos.

Ranking de riesgos para 2012 - gráfico 2

El estudio mide el nivel de preparación del sector para afrontar los riesgos que se destacan a lo largo de la encuesta. Entre 1 (muy mal preparados) y 5 (muy bien preparados), los entrevistados dieron una puntuación de 2,96. Además, incluye el Índice de Banana Skins que hace un seguimiento de las respuestas de la encuesta desde 1998 y muestra que, este año el sector ha alcanzado los mayores niveles de preocupación desde que se elabora el estudio -ver gráfico-.

 

José Luis López Torres, socio del sector financiero de PwCPara José Luis López Torres, socio del sector financiero de PwC, “en un entorno de máxima incertidumbre, las entidades financieras se han pasado el último año centradas en gestionar los riesgos derivados del entorno macroeconómico, el cual ha agravado la situación de los riesgos de crédito y liquidez y ha dificultado el acceso y la disponibilidad del capital. Los resultados de la encuesta son los más pesimistas de los últimos 15 años ya que el incierto entorno económico perjudica la adecuada asunción, gestión y control de todos los riesgos financieros, lo cual incide negativamente en la posición estructural de todo el sector financiero, necesitado de más capital y sujeto a una creciente presión regulatoria. Para el futuro, una vez se despejen las incertidumbres macroeconómicas, el sector bancario deberá reenfocarse en sus tareas básicas que, por el lado de la gestión de riesgos, estarán centradas en un escrupuloso control y selección de la calidad crediticia de sus carteras de inversión y una minimización del coste asociado a su financiación”.
 

 
 

Para más información

  • Contacto: Xavi Janer- Prensa PwC-
    Teléfono: 91 568 42 75