El Estado se ahorraría más de 1.000 millones de euros al año con la puesta en marcha de centros de servicios compartidos

  • Informe de PwC sobre los Centros de Servicios Compartidos

  • Las estimaciones de PwC se han realizado a partir del análisis de 486 centros en todo el mundo y de la experiencia de la firma en este ámbito.

Madrid, 31 de enero de 2012. La Administración General del Estado se podría ahorrar más de 1.000 millones de euros al año, simplemente, con la puesta en marcha de centros de servicios compartidos. El informe Cambiar las Estructuras para Optimizar, elaborado por PwC, hace una estimación de la capacidad de ahorro del Estado si se unificará en un sólo organismo la gestión del gasto corriente, las tecnologías de la información, los recursos humanos y el área económico-financiera. Este ahorro podría ser significativamente mayor si estos centros se implementaran también en el ámbito de las Comunidades Autónomas y entidades locales.

 

El capítulo de gasto corriente en bienes y servicios de la Administración General del Estado para 2011 ascendió a 2.399 millones de euros. Si tomamos como referencia experiencias similares en otras organizaciones que han puesto en marcha centros de servicios compartidos, el ahorro estimado podría superar los 240 millones de euros anuales. Eso, sin tener en cuenta, por ejemplo, el coste de los recursos humanos dedicados a la gestión de estas compras, que se reduciría notablemente. Para ello, es imprescindible superar las limitaciones del actual modelo de servicio central de suministros por uno que permita una centralización real de las compras de la Administración Pública.

En el caso de la gestión de las tecnologías de la información y las comunicaciones, cuya partida asciende a más de 1.900 millones, las estimaciones de PwC apuntan a un ahorro de 450 millones de euros al año, entre 20% y el 25% del gasto total. Este vendría de la racionalización de infraestructuras y servicios como la consolidación de CPDs, la virtualización de servidores, la centralización de compras de licencias, equipos o soportes… En la actualidad varias comunidades autónomas, como la de Cataluña o la del País Vasco, están trabajando en proyectos de este tipo.

Otras de las áreas de ahorro importante es la relacionada con la creación de centros de servicios compartidos para la gestión de los recursos humanos. En este caso, teniendo en cuenta el volumen de empleados de la Administración General del Estado, así como sus características el ahorro previsto sería del 25%, en torno a los 200 millones de euros anuales. En este caso, la reducción de costes tendría lugar gracias a la homogeneización de procedimientos, sinergias  y mediante la aplicación de las tecnologías de la información específicas para la gestión de los recursos humanos. Así como con la puesta en marcha de políticas de selección, contratación, formación, administración de personal y gestión del absentismo.

Y, por último, la puesta en marcha de centros de servicios compartidos en el área económico y financiera de la Administración General del Estado  puede suponer ahorros de entre el 20% y el 40% al año. Lo que complete el resto del ahorro total en la AGE superior a los 1.000 millones de euros.

Un Centro de Servicios Compartidos no es más que una unidad de negocio que se encarga de centralizar determinados servicios de un grupo empresarial -público o privado- con el objetivo de generar sinergias y economías de escala.  Las estimaciones de PwC se han realizado a partir del análisis de 486 centros en todo el mundo y de la experiencia de la firma en este ámbito. El documento concluye que estos pueden lograr un ahorro de los costes operativos del 46% y que, en más de un 80% de los casos, el retorno de la inversión necesaria para su puesta en marcha se consigue en menos de tres años.  Además, recoge los principales motivos por los que las empresas y entidades públicas estudiadas deciden poner en marcha este tipo de centros y que son, por este orden, la estandarización de procesos, la reducción de costes, las mejoras en la calidad y la transparencia, así como una mayor agilidad en la prestación de los servicios.

 

José Antonio Peláez, socio responsable del Sector Público de PwCPara José Antonio Peláez, socio responsable del Sector Público de PwC, “en el contexto económico actual los Centros de Servicios Compartidos se presentan como la vía más rápida de ahorrar sin reducir la calidad ni las prestaciones que reciben los ciudadanos. Nuestro análisis se ha centrado sólo en la Administración General del Estado pero si lo hiciéramos extensible al resto de comunidades autónomas estas cifras se dispararían”.
 

 
 

Desde el punto de vista jurídico, la puesta en marcha de estos centros no sería excesivamente compleja para las distintas administraciones españolas, al tratarse actuaciones de organizaciones internas de entidades con personalidad jurídica propia. En el caso de la Administración General del Estado bastaría para su puesta en marcha un Real Decreto del Consejo de Ministros.

El estudio incluye el caso de la ciudad de Roma, donde el Ayuntamiento puso en marcha en 2010, un Plan Estratégico de Racionalización de Compras y contratación de servicios, acuciado por una deuda acumulada de más de 11.200 millones de euros, con un presupuesto de 4.800 millones y más de 25.000 empleados y 50 empresas públicas. En este ejemplo, los ahorros sólo en los primeros diez meses superaron los 300 millones de euros.

Para más información

  • Contacto: Fernando Natera - Prensa PwC-
    Teléfono: 91 568 42 75