Observatorio de la Industria Hotelera Española para el último cuatrimestre del año

  • A pesar del tinte negativo de las expectativas en la mayor parte de los factores medidos por el Observatorio, mejoran significativamente las previsiones en cuanto a pernoctaciones y se reduce la perspectiva de pérdida de rentabilidad esperada en años anteriores

Madrid, 15 de noviembre de 2011. En paralelo a la progresiva recuperación de la actividad turística en los últimos meses, sobre todo apoyada en el incremento del turismo extranjero, las perspectivas de la industria hotelera española para el último cuatrimestre del año prevé unos resultados similares a la temporada invernal del 2010, con lo que sitúa este índice en los 41,32 puntos, un escaso 1% más que en el mismo período del año anterior. Así lo ponen de manifiesto los datos del Observatorio de la Industria Hotelera para la temporada de Invierno 2011, realizado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos y PwC.

El índice OHE Hotelero, que mide las expectativas de los empresarios asociados a CEHAT -representante de 14.000 establecimientos hoteleros españoles-, refleja cómo a pesar del tinte negativo de las expectativas en la mayor parte de los factores, mejoran significativamente las previsiones en cuanto a pernoctaciones y se reduce la perspectiva de pérdida de rentabilidad esperada en años anteriores.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles, Juan Molas, ha atribuido la incertidumbre en el sector hotelero a la inestabilidad económica existente, y llama a la cautela a la hora de valorar los recientes buenos resultados conseguidos por la industria del turismo: “pese al incremento del número de turistas extranjeros, el mercado español todavía está fuertemente afectado por la falta de signos de recuperación económica”. En este sentido el Presidente de CEHAT  ha mostrado la urgencia con que el Gobierno que surja de las próximas Elecciones Generales debería aprobar una serie de medidas de choque que refuercen la competitividad del sector y que ayuden a consolidar al Turismo “como el motor económico de España “.

Molas ha recordado que el Turismo “es un sector estratégico para España que emplea a dos millones de personas en temporada alta, lo que supone un 11% del empleo neto en España”. Así, el Presidente de CEHAT ha reiterado la petición unánime del sector de contar con un Ministerio de Turismo “o al menos con una Secretaría de Estado, cuya supresión en julio de 2010 supuso un duro revés para la industria en un momento enormemente complejo para el desarrollo de su actividad”.

Asimismo, una medida urgente y necesaria sería la implementación durante un período de dos años un IVA superreducido para el turismo, lo que “contribuiría en la recuperación de ciertos mercados", según ha expuesto Joan Molas. Otra medida urgente sería una nueva normativa laboral "que dé más flexibilidad a los hoteles, favoreciendo por ejemplo la movilidad funcional inmediata. Esto es fundamental para que el Turismo potencie aún más su papel como uno de los principales creadores de empleo".

Durante la presentación de los resultados del Observatorio, en la que también participaron Ramón Estalella, secretario general de CEHAT; David Samu, socio del Grupo de Turismo de PwC; y Álvaro Klecker, socio responsable de Turismo de PwC; se explicó que los datos globales indican tendencias generales que sin embargo van a ocasionar distorsiones cuando se analicen los diferentes productos turísticos de invierno, el turismo de reuniones y los distintos mercados analizados. Por ejemplo, los mercados muy dependientes de la demanda española notarán un impacto significativo en precios y rentabilidad, así como los establecimientos hoteleros cuyas políticas de producto, marketing y posicionamiento no sean innovadoras o diferenciales.

Así, preguntados por la evolución de las pernoctaciones de los huéspedes durante el invierno de este año, los hoteleros muestran un mayor optimismo, con un índice que por primera vez en 4 años se sitúa por encima de los 50 puntos (52,8 puntos), más de diez por encima del registrado en el invierno del año pasado. Las mejores expectativas están puestas en los mercados extranjeros, con un 50% de empresarios hoteleros que piensan que aumentarán sus pernoctaciones, mientras que sólo un 4% cree que lo hará también el mercado español. A su vez, nórdicos y alemanes siguen siendo los turistas más esperados, con valores del 70,6 y 67,4 puntos respectivamente, seguidos de los franceses, con 62,5 puntos, y británicos, con (62,1 puntos).

A su vez, la rentabilidad, en opinión de los hoteleros, mejora ligeramente respecto al último cuatrimestre del año pasado hasta alcanzar los 31,2 puntos, niveles aún así negativos. Esto se explica al comprobar que un 52% de los empresarios hoteleros encuestados creen que la rentabilidad decrecerá.

Las perspectivas de evolución de estancia media se mantienen en niveles negativos similares a los del invierno del año pasado (36,9 puntos), con una gran mayoría de empresarios que valoran que la estancia media se mantendrá tanto en el caso de los turistas extranjeros (59%) como en el de los españoles (58%).

Por otra parte, el precio medio se mantendrá este invierno en niveles similares a los del mismo periodo del año anterior, según lo han expresado un 47% de los empresarios, por lo que este indicador se sitúa en 35,9 puntos, una décima más con respecto al registrado para el último cuatrimestre del año pasado. Sólo un 12% de los encuestados estima que el precio será mayor.

Los responsables de la Confederación   han llamado la atención sobre la caída brusca de las expectativas de su empresariado con respecto al esfuerzo promocional, especialmente de entidades públicas. Así, el indicador en este sentido cae a los 26 puntos desde los 40 que marcó durante el último cuatrimestre del año anterior. Además, un 56% de los empresarios hoteleros creen que el esfuerzo publicitario será en este temporada menor que el del año pasado. En este sentido, el presidente de CEHAT, Juan Molas, ha subrayado la importancia que tiene el apoyo al sector en un momento decisivo no sólo por su propio funcionamiento, sino también por la enorme importancia del Turismo en la economía española.

Respecto a los canales de distribución, la industria hotelera considera que aumentarán las contrataciones directas, especialmente en el caso de los extranjeros (62%), aunque también entre los españoles (59%). La contratación indirecta en el caso de los españoles decrecerá en opinión de los hoteleros (un 47% de los empresarios así lo considera), mientras que se mantendrá en el caso de los extranjeros (con un 54% de las respuestas del Observatorio en este sentido).

Incertidumbre ante las perspectivas macroeconómicas

El índice OHE Macroeconómico del Observatorio de la Industria Hotelera Española, en el que están incluidas las expectativas de un pool de más de 300 expertos pertenecientes a empresas, universidades y centros de investigación, asociaciones empresariales y profesionales y otras instituciones, indica una cierta mejoría de las expectativas para esta temporada. Así, el índice se sitúa en los 45,49 puntos, un 8% superior al año pasado pese a la rebaja de las expectativas de mejoría del entorno macroeconómico.

La expectativa negativa sobre la recuperación del desempleo en el corto plazo y la reducción de la demanda de consumo en España, junto con la ausencia de cambios significativos previstos en el resto de factores macroeconómicos, marcan el valor que toma el índice.

Para más información

  • Contacto: Xavier Janer - Prensa PwC-
    Teléfono: 91 568 42 75
  • Contacto: Mónica González - CEHAT-
    Teléfono: 91 556 71 12
  • Contacto: María Muñoz / Esteban Redolfi - Interprofit-
    Teléfono: 91 515 95 10