Notas de prensa

Los CEOs españoles son pesimistas para 2011, pero vislumbran una gran mejoría a tres años vista

La confianza de los CEOs mundiales en el crecimiento económico regresa a los niveles previos a la crisis

  • Un 23% de los CEOs españoles encuestados tiene previsto aumentar plantilla en 2011, frente al 51% de los altos ejecutivos a nivel global. Y un 70% de los líderes empresariales españoles prevé recortar costes en los próximos doce meses, frente el 64% de sus homólogos a escala mundial
  • Un 90% de los CEOs españoles modificaron su estrategia de negocio en los últimos dos años para sortear la crisis, y la mitad de ellos lo hizo con cambios fundamentales

Madrid, 25 de enero de 2011. La confianza de los presidentes y consejeros delegados mundiales en la fortaleza de la recuperación económica ha regresado a los niveles registrados en 2008, en la antesala de la crisis financiera global. Un 48% de los CEOs mundiales encuestados (1.201 en 69 países, 97 de ellos españoles) afirman estar muy confiados en el crecimiento de sus negocios durante los próximos doce meses, diecisiete puntos más que el año pasado, prácticamente al nivel del 50% obtenido en 2008. En el caso de los CEOs españoles, la mejoría de las opiniones respecto al año pasado también es evidente, pero el grado de optimismo es mucho menor. El 31% de los encuestados declara su confianza absoluta en la mejoría de su actividad en 2011, un porcentaje que supera en ocho puntos el contabilizado el año pasado. Esta es la principal conclusión de la Encuesta Mundial de CEOs, que desde hace catorce años elabora PwC,que se presenta hoy en el World Economic Forum de Davos.

Las perspectivas de los altos ejecutivos a medio-largo plazo son más positivas. Un 51% de los CEOs mundiales confía en crecer en los próximos tres ejercicios, frente al 53% de los CEOs españoles, unos niveles de optimismo similares a los registrados en 2008.

Porcentaje de CEOs que responden

La confianza de los líderes empresariales mundiales en el creciente dinamismo de los mercados internacionales se confirma al comprobar que más de la mitad de los CEOs mundiales encuestados, un 51%, prevé aumentar plantilla en los próximos doce meses, doce puntos más que el año pasado. En cambio, los CEOs españoles son mucho más cautelosos en este ámbito y sólo un 23% cree que incrementará su plantilla, aunque conviene destacar que el resultado es superior en 14 puntos al pesimista 9% obtenido en la encuesta del año pasado.

De acuerdo con su mayor optimismo sobre la evolución futura del negocio, un 64% de los altos ejecutivos mundiales preguntados planea recortar costes en los próximos doce meses, seis puntos menos que hace un año. Los CEOs españoles no modifican su estrategia en este punto y un 70% de los encuestados planea recortar costes en 2011, un punto más que hace un año.

Las principales amenazas para el crecimiento de sus negocios son, en opinión de los presidentes y consejeros delegados mundiales, y por orden de importancia: la desaceleración del crecimiento económico (un 71%), la respuesta de los gobiernos a sus problemas de déficit presupuestario (un 61%), la excesiva regulación impuesta por las administraciones públicas (un 59%), la disponibilidad de profesionales debidamente cualificados (un 56%), y el aumento de impuestos (un 55%). Los CEOs españoles están mucho más preocupados que sus homólogos mundiales por la incierta salida de la crisis, un 92%, y por las medidas de ajuste adicionales que pueda adoptar el Gobierno para reducir el déficit fiscal y la deuda pública, un 78%. Como nota distintiva, la inestabilidad de los mercados de capitales inquieta al 70% de los altos ejecutivos españoles.

Con una perspectiva macroeconómica, el 61% de los CEOs mundiales encuestados creen que los recortes de gasto público y los aumentos de impuestos ralentizarán el crecimiento de sus países y el 53% teme que el Gobierno aumente la fiscalidad que grava la actividad de sus compañías para obtener más fondos con los que reducir el déficit presupuestario y los crecientes niveles de deuda pública. El temor de los CEOs españoles sobre los efectos de estas medidas en la evolución del entorno económico y de sus respectivos negocios es todavía más acusado, un 73% y un 60%, respectivamente.

Preguntados por los países considerados claves para el crecimiento futuro de sus negocios, los CEOs mundiales señalan a China, un 39%; Estados Unidos, un 21%; Brasil y Rusia, un 19%; e India, un 18%. Los CEOs españoles también escogen en primer lugar a China, un 22%, pero colocada en segundo puesto a Alemania, un 21%, y en un tercer nivel a India y Francia, un 19%. Respuestas que confirman que la recuperación germana y francesa es crucial para las empresas españolas.

Los impactos de la crisis en la gestión empresarial han sido evidentes en los últimos ejercicios. La Encuesta Mundial de CEOs revela que un 84% de los CEOs mundiales asegura haber cambiado su estrategia de negocio en los últimos dos años (un tercio de ellos afirma que el cambio ha sido esencial). Un elevado porcentaje que fue aún mayor en el caso de los CEOs españoles, un 90%, de los que casi la mitad lo hizo con cambios fundamentales. Para los CEOs españoles, al igual que los mundiales, las principales razones fueron las demandas de los consumidores/clientes (un 23%) y la incertidumbre económica (un 19%).

Los CEOs destacan las tres áreas clave que definen su cambio de estrategia de negocio. La innovación para responder a las nuevas demandas de las crecientes clases medias en los países emergentes y, en paralelo, para continuar satisfaciendo las nuevas necesidades que plantean los mercados de los países desarrollados. El talento: los CEOs temen no disponer de profesionales con el grado de cualificación que requiere el nuevo escenario competitivo mundial, con la economía en plena fase de recuperación. Una preocupación especialmente referida al talento disponible en los países emergentes. Y la colaboración público-privada: los CEOs reclaman con insistencia una mayor coordinación con las administraciones públicas en las áreas económicas consideradas críticas para el crecimiento de sus negocios, sobre todo, en educación y formación de los futuros profesionales, y en infraestructuras.

El desarrollo de la innovación en sus compañías para suministrar nuevos productos y servicios pasa a ser el objetivo estratégico principal de la práctica totalidad de los sectores industriales, junto con la búsqueda de una mayor penetración en sus mercados, para un 29% de los CEOs mundiales. En cambio, un 33% de los CEOs españoles coloca el desarrollo de la innovación a la cabeza de sus prioridades estratégicas, por delante del 21% interesado en la búsqueda de nuevos mercados geográficos o del 18% que persigue una mayor penetración en su mercado.

La gestión del talento pasa a ser una prioridad para los presidentes y consejeros delegados de las compañías mundiales. Los altos ejecutivos encuestados identifican los mayores desafíos en la guerra por la captación y retención del talento en los próximos tres años: la falta de candidatos con la cualificación adecuada (un 66%), la captación y la integración en la compañía de jóvenes empleados (un 54%), la salida de los mejores profesionales fichados por la competencia (un 52%) y la oferta adecuada de carreras profesionales atractivas (un 50%). Los CEOs españoles hacen más hincapié en el desafío de proporcionar carreras profesionales atractivas (un 60%), y en la captación e integración de los empleados más jóvenes, un 57%.

Los CEOs mundiales creen que las principales prioridades que tendrían que asumir los gobiernos para mejorar la competitividad y el bienestar social de sus respectivos países, con el firme compromiso de colaboración del sector privado, son, en primer lugar, mejorar las infraestructuras (un 51% de los encuestados); en segundo, mejorar la formación y cualificación de los futuros profesionales (un 47%); y en tercero, asegurar la estabilidad financiera y el acceso de empresas y ciudadanos a la financiación (un 45%). En el caso de los CEOs españoles, el orden de prioridades es justamente el inverso. Un 71% reclama que se asegure la estabilidad del sector financiero y acceso a capital asequible; un 60%, que se fomente la creación de una mano de obra capacitada; y un 47%, que se mejore la infraestructura del país.

Para más información

  • Contacto: Xavi Janer - Prensa PwC -
    Teléfono: 91 568 42 75