Notas de prensa

Consenso Económico correspondiente al primer trimestre de 2011

Los expertos exigen a las AAPP reformas irreversibles para que España cumpla con sus objetivos de consolidación fiscal

  • Estas pasan por cuestionar tanto la existencia como el papel de las diputaciones y delegaciones del gobierno, reducir los ayuntamientos, simplificar los trámites administrativos, evaluar la eficiencia de nuestras unidades administrativas, reducir el número de funcionarios y avanzar en la colaboración público privada.
  • Los panelistas prevén una mejora de la situación financiera de las empresas para los próximos seis meses, lo que podría estar adelantando un cambio de tendencia en el medio plazo. No obstante, la actividad económica sigue estancada.

Madrid, 3 de abril de 2011.. Los expertos consideran que nuestras Administraciones Públicas deben acometer de forma urgente una serie de reformas estructurales irreversibles, si queremos cumplir con nuestros objetivos de reducción del déficit. Estas pasan por cuestionar tanto la existencia como el papel de las diputaciones y delegaciones del gobierno, reducir el número de ayuntamientos, simplificar los trámites administrativos, evaluar la eficiencia de nuestras unidades administrativas, reducir el número de funcionarios y avanzar en la colaboración público privada, sobre todo, en materia de financiación de infraestructuras. Así se desprende del Consenso Económico, correspondiente al primer trimestre de 2011, que desde 1999 elabora PwC a partir de un panel de 396 expertos empresarios, y que en esta ocasión dedica un monográfico al futuro de las Administraciones Públicas.

¿Serán estos cambios sencillos de acometer? La respuesta es, rotundamente, no. Una mayoría de entre el 60% y el 70% de los panelistas cree que estas reformas encontrarán una gran resistencia sindical y que los responsables políticos carecerán del ímpetu necesario para ponerlas en marcha. Es más, cuando se les pregunta a los expertos sobre cuáles son las reformas que se deben llevar a cabo y cuáles creen que, finalmente, se realizarán; las diferencias en las respuestas son muy elocuentes:

  • El 79,5% de los panelistas ve imprescindible simplificar los trámites administrativos pero sólo el 36,8% confía en que esto vaya a pasar.
  • El 70,9% pide evaluar la eficiencia y productividad de las unidades administrativas pero nada más que el 21% cree que se vaya a producir.
  • Y el 68,8% de los expertos se muestra partidario de disminuir el número de trabajadores contratados por las administraciones. Sin embargo, un raquítico 21% piensa que será una realidad.
¿Cuáles de las siguientes áreas cree que deberían registrar cambios estructurales irreversibles?

Sólo en la apuesta por extender la colaboración público privada (67,7% versus 55,7%) y en la necesidad de reponer menos funcionarios que se jubilen (64,5% versus 62%), el deseo y la realidad parecen no estar reñidos. En este contexto de escepticismo, cabe destacar la división de opiniones entre los expertos y empresarios sobre si el Gobierno conseguirá cumplir con el objetivo de déficit del 3% del PIB para 2013. Un 52,1% cree que sí, mientras que un 47% estima que no. También llama la atención que un 39,1% considere que en cuanto se relaje la presión de los mercados, nuestro país volverá a las andadas en materia de consolidación fiscal.

Estancamiento económico

La percepción de los expertos sobre la situación de nuestra economía no ha variado significativamente respecto al Consenso Económico anterior. Una amplia mayoría del 75% considera que en los próximos seis meses se mantendrá la situación actual de estancamiento de la actividad. Para 2011, la opinión generalizada apunta a que el PIB seguirá por debajo del 1%, mientras que, para 2012, un 55,5% cree que superará esta cifra. El consumo privado y la demanda de vivienda continuarán estables en los próximos seis meses, aunque la situación económica de las familias podría empezar a mostrar algunos síntomas de mejora. En materia de empleo, la opinión de los expertos no varía y un 69,7% cree que seguiremos destruyendo empleo.

Sin embargo, algunos indicadores del Consenso podrían estar mostrándonos –aunque sea tímidamente- algo de luz al final del túnel. El claro desplazamiento de la opinión de los panelistas hacia una mejora de la situación económico financiera de las empresas podría ser uno de ellos. Si en la actualidad 37,7% de los encuestados califica como mala la situación de las compañías, en términos de resultados, rentabilidad y endeudamiento; el 59,1% como regular y sólo un 3% como buena. Para los próximos seis meses se produce un claro viraje hacia opiniones más optimistas: un 36,6 % cree que será mejor, un 59,1% que no variará y sólo un 4% que irá a peor.

Otro indicio positivo podrían ser las buenas perspectivas de los expertos sobre la situación actual y la evolución de nuestras exportaciones: un 70,7% considera que crecerán en lo que queda de año.

En cuanto al precio del dinero, el consenso de los expertos apuesta por un incremento de un cuarto de punto -hasta el 1,25- del tipo de intervención del BCE en junio de 2011. Para finales de año, estiman que este se sitúe en el 1,50.

La percepción sobre el futuro de la economía mundial es muy distinta a la de la española. El 52% de los encuestados la califica como buena y un 47% cree que irá a mejor dentro de un año. Sobresale el optimismo acerca de la evolución de la economía en Estados Unidos y la mejora de las perspectivas en la Unión Europea.

Para más información

  • Contacto: Xavi Janer -Prensa PwC-
    Teléfono: 91 568 42 75