Los expertos creen que las CC.AA impedirán al Estado cumplir con su compromiso de reducir el déficit al 6% en 2011

  • Consenso Económico correspondiente al tercer trimestre de 2011

  • Los panelistas apuestan mayoritariamente (90,5%) por una reforma fiscal y piden la rebaja de las cotizaciones sociales, la reducción de la fiscalidad sobre los beneficios no distribuidos de las empresas y la rebaja de la presión fiscal para pymes y autónomos.

  • Empeoran las perspectivas sobre la evolución de la economía española. La actividad seguirá desacelerándose en los próximos seis meses, el consumo privado seguirá cayendo y la situación de las exportaciones de nuestras empresas se deteriora.

Madrid, 2 de noviembre de 2011. Los expertos y empresarios no confían en que el Estado cumpla con su objetivo de reducir el déficit al 6% del PIB en 2011 y aseguran mayoritariamente que las desviaciones se producirán, fundamentalmente, en las cuentas de las Comunidades Autónomas. Esta es la principal conclusión del Consenso Económico, correspondiente al tercer trimestre de 2011, que elabora PwC desde 1999 a partir de un panel de 396 expertos y empresarios. En esta ocasión, el informe incluye, además de las perspectivas económicas, dos monográficos sobre El Riesgo Soberano y Bancario en la Eurozona y acerca de Cómo llegar a un Déficit del 6% del PIB.

Consenso económico Tercer trimestre

El 70% de los encuestados cree que España “no cumplirá claramente” su compromiso de reducción del déficit público al 6% y, de ellos, casi un 74% atribuye esta desviación a las cuentas de las CC.AA, debido a una combinación de dos factores: la caída de los ingresos y el incremento de los gastos, pero con mayor peso de este último aspecto. Los expertos y empresarios consideran (74%) que esta situación viene dada por la falta de transparencia de las CC.AA y piden que los gobiernos regionales y los grandes ayuntamientos tengan la obligación de publicar mensualmente, como lo hace el Estado, sus datos de ejecución presupuestaria, en términos de caja y de contabilidad nacional. Esta opinión muy mayoritaria, sin embargo, se torna en división entre los que estiman que el ajuste fiscal es fundamental y prioritario y los que lo consideran necesario pero proponen “replantear su ritmo para que no perjudique al crecimiento de la economía”.

Consenso económico del tercer trimestre de 2011

El Consenso Económico refleja también de forma abrumadora una opinión crítica de los panelistas acerca de nuestra estructura fiscal. El 90,5% aboga por una reforma fiscal que permita potenciar el crecimiento económico y un escaso 9,5% cree que nuestro sistema tributario es el adecuado. Llegado a este punto, ¿en qué aspectos debería centrarse esa “deseada” reestructuración impositiva? Entre las medidas que recomienda el conjunto de expertos y empresarios destacan la rebaja de las cotizaciones sociales y la reducción de la fiscalidad sobre los beneficios no distribuidos a las empresas y la rebaja de impuestos a pymes y autónomos. Así lo expresan el 54,8% y el 56,9%, respectivamente.

Llama la atención la rotundidad con la que un 74% afirma que nuestro sistema tributario “abre demasiadas vías para que las grandes rentas acaben pagando menos proporcionalmente que las rentas medias” y piden “acabar con esta situación”. Y, ligado a esta cuestión, cómo un 49,4% apuesta por rediseñar el actual Impuesto de Patrimonio para convertirlo en un gravamen sobre las grandes fortunas al estilo francés –tributación adicional del 3% para las rentas superiores a 500.000 euros.

Empeoran las perspectivas de crecimiento

El Consenso refleja un nuevo empeoramiento de las perspectivas de los expertos sobre el crecimiento de la economía española. En comparación con el trimestre anterior, se incrementa del 72,1% al 88% los que califican como malo o muy malo el momento actual de la economía nacional y crece en una proporción parecida los que consideran que la actividad empeorará y seguirá desacelerándose en los próximos seis meses. Para 2011, el consenso de los panelistas apunta a un crecimiento medio del 0,7%; una estimación que empeora cuando el horizonte temporal lo situamos en el conjunto del 2012, con una previsión de crecimiento del 0,4%.

Las expectativas para el consumo privado -familias- y para las empresas también empeoran. En el primer caso, aumenta hasta treinta puntos el número de panelistas que espera una caída del consumo para los próximos seis meses y en más de doce, hasta el 60,5%, los que vislumbran también una caída de la demanda de vivienda. La opinión sobre la situación de las empresas y su evolución también se desplaza hacia situaciones más negativas. Las exportaciones, uno de los pocos factores que se estaban comportando bien en nuestra economía, podrían estar resintiéndose, según los panelistas. Cae en 50 puntos, con respecto el trimestre anterior, el porcentaje de expertos que califica como favorable la situación de los mercados exteriores y aumenta en 34 puntos –hasta el 43%-, los que las tildan de desfavorables. Para los próximos seis meses, se espera que estas perspectivas se mantengan igual o, incluso, empeoren.

En este entorno, los panelistas del Consenso apuestan mayoritariamente por una rebaja de un cuarto de punto de los tipos de interés en 2011 y de medio punto, hasta el 1%, para junio del 2012. En cuanto al tipo de cambio euro/dólar, se espera que se mantenga estable en una franja entre 1,30/1.35 dólares.

Pero el difícil contexto económico no solo ha hecho mella en las perspectivas de los panelistas para España. Las expectativas de crecimiento para EE.UU, la Unión Europea y, en menor medida, para todo el mundo también se han visto afectadas.

El riesgo soberano en la Eurozona

Los expertos y empresarios que integran el Consenso también se pronuncian sobre la crisis de deuda en la Eurozona y las medidas que habría que tomar para atajarla. Y aunque el plazo de respuestas se cerró unos días antes de la cumbre celebrada la semana pasada, el 76% de los encuestados consideraba ya que para acabar con ella sería imprescindible recapitalizar algunos bancos españoles y un 55,7% propone, además, la creación de un Tesoro europeo con capacidad para emitir eurobonos e imponer sanciones.

Finalmente, destaca que el 61,9% considere que la deuda soberana española puede llegar a ser contagiada más de lo que ya está y que el 64,7% calcule que la reestructuración de nuestro sistema financiero tardará más y costará más de lo previsto.

Para más información

  • Contacto: Xavier Janer - Prensa PwC-
    Teléfono: 91 568 42 75