Vivimos nuestro Propósito y nuestros valores

Código de Conducta de PwC

PwC es reconocido como un líder mundial en el ámbito de los servicios profesionales que trabaja con muchas de las principales organizaciones de todo el mundo. Nuestro compromiso, colectivo e individual, con el Propósito de PwC (generar confianza en la sociedad y resolver problemas importantes) y nuestros valores, impulsa todo lo que hacemos a medida que vamos evolucionando. 

Somos más de 200.000 personas trabajando en más de 150 países, y cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de entender por qué hacemos las cosas que hacemos a través de nuestro Propósito, en qué nos centramos a través de nuestra estrategia y cómo trabajamos juntos a través de nuestros valores, comportamientos y conducta.

La confianza que nuestros clientes, comunidades y profesionales conceden a PwC, y a nuestros elevados estándares de comportamiento ético, es clave en todo lo que hacemos. Al hacer nuestro trabajo, es importante contar con un marco de referencia que aplicar a las decisiones que tomamos cada día.

Nuestro Código de Conducta se basa en el Propósito de PwC y en un conjunto de valores compartidos, y nos guía, sin importar dónde estamos o qué hacemos, en la manera de hacer negocios. Describe un conjunto de obligaciones en relación con nuestra conducta y, entre ellas, una fundamental es que respetemos las leyes y la regulación vigente. Los principios que se recogen en este Código y en las Políticas de gestión de riesgos de la red de PwC se ven además complementados por las políticas locales y de la red, así como por el asesoramiento adicional existente a nuestra disposición.

 

Nuestro Código

    


Vivimos nuestro Propósito y nuestros valores

 

La cultura de PwC se desarrolla con la ayuda de un marco de expectativas y obligaciones internas y externas. Éstas nos ayudan a guiar nuestros comportamientos y a generar confianza:

  • en cómo hacemos negocios;
  • entre nosotros;
  • en la sociedad;
  • en cómo usamos la información.

El Código en contexto

El Código refuerza nuestra capacidad para comportarnos de forma coherente con nuestros valores.

Nuestro Código no pretende ofrecer instrucciones específicas para cada situación en la que debamos responder a la pregunta: «¿Qué es lo correcto?». Por el contrario, es una guía basada en principios que nos ayuda a plantear preguntas difíciles, fomenta las consultas y anima a denunciar actuaciones que creamos que no son correctas.

El Código describe un conjunto de obligaciones en relación con nuestra conducta y, de entre ellas, una fundamental es que respetemos las leyes y los reglamentos vigentes.

Este Código se aplica a todos nosotros. Cuando decimos «nosotros» o «nuestro/a» nos referimos a todos los que trabajamos en PwC, socios, ejecutiva y todo el personal, así como a las firmas individuales que conforman la red de PwC.

No te calles

Decir lo que pensamos es un elemento crucial de nuestra cultura y de nuestros resultados a largo plazo – un claro ejemplo de nuestros valores. Decir lo que pensamos cuando creemos que algo no está bien demuestra nuestra integridad y denota que tenemos el valor para hacer lo correcto. Decir lo que pensamos ayuda a prevenir errores y malas conductas, y fomenta la innovación. Decir lo que pensamos demuestra que nos preocupamos por los demás y por nuestra empresa. Y decir lo que pensamos para hacer bien las cosas o no salirse del camino correcto nos ayuda a cumplir nuestro compromiso de conseguir resultados de alta calidad.

Cada firma de la red de PwC cuenta con un mecanismo para notificar este tipo de problemas. También hay una opción para enviar un correo confidencial a:

Escuchamos y tomamos medidas

Comunicar nuestras preocupaciones es un primer paso fundamental. Investigamos cada acusación, queja o preocupación y abordamos la situación de forma adecuada. Si quieres conocer mejor el proceso de investigación y tus opciones para presentar una denuncia anónima, ponte en contacto con el Comité de Valores y Ética. Recuerda que PwC está plenamente comprometido a proteger y defender a sus profesionales frente a posibles represalias.

Se exigirán responsabilidades a cualquiera que incumpla el Código de Conducta de PwC y/o sus políticas y procedimientos. Los que trabajamos en los servicios de denuncia somos responsables de resolver los problemas que se nos comunican.

Si alguien dirige o aprueba infracciones o tiene conocimiento de ellas y no actúa de inmediato para corregirlas, será considerado responsable. Nos corresponde a todos cooperar durante el proceso de investigación y responder a las preguntas de forma veraz, precisa y completa, además de con integridad. La negativa a cooperar puede conllevar medidas disciplinarias.

El Código de Conducta y la red de firmas de PwC

Estamos comprometidos con el pleno espíritu de cooperación entre las firmas que integran la red de firmas PwC (en la que cada una de ellas es una entidad legal autónoma e independiente). Cuando te surjan dudas o cuestiones de conducta al trabajar para otras firmas de la red de PwC, sigue las políticas establecidas en la empresa de destino. Si no estás cómodo planteando el problema en la firma de destino o no estás satisfecho con el resultado, comunica el asunto a tu firma de origen para que se aborde el problema entre los correspondientes equipos de dirección de las firmas implicadas.

Contacte con nosotros

María Vidal
Socia responsable de Ética en PwC España
Email

Comité de Valores y Ética

Email

Síganos en