TICE Post: Abril 2013

Más control a la fiscalidad de las grandes multinacionales

El 23 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea la Decisión de la Comisión por la que se crea un grupo de expertos de la Comisión denominado “Plataforma sobre la Buena Gobernanza Fiscal, la Planificación Fiscal Agresiva y la Doble Imposición”. La creación de este grupo de expertos se enmarca en el plan de acción anunciado en diciembre de 2012 por la Comisión dirigido a reforzar la lucha contra el fraude fiscal y la evasión fiscal.

La plataforma de buena gobernanza fiscal, formada por 45 miembros, supervisará los progresos de los Estados miembros a la hora de enfrentarse a la planificación fiscal agresiva y reprimir los paraísos fiscales, de acuerdo con las recomendaciones formuladas en 2012 por la Comisión Europea.

El objetivo es que los Estados miembros adopten medidas reales y eficaces frente a estos problemas, en un marco coordinado a nivel europeo. 

En consonancia con las recomendaciones europeas, el 1 de abril comenzó a funcionar en España la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI), dirigida a revisar la planificación fiscal agresiva de grandes empresas internacionales, en el punto de mira de la Administración Tributaria española, especialmente en los últimos meses.

Esta nueva unidad especializada de la AEAT se encargará de realizar la planificación centralizada de actuaciones y la fijación de criterios uniformes de actuación para toda la Administración Tributaria, en materia de fiscalidad internacional. Se centrará en las operaciones vinculadas internacionales y precios de transferencia fijados entre entidades de grupos multinacionales. 

En este contexto, varios países de la Unión Europea, incluido España, han empezado a trabajar en un programa piloto que permitirá intercambiar información fiscal de forma automática a través de un proceso estandarizado. Una medida adicional de la Administración Tributaria española contra la evasión fiscal.