Temas candentes de la gestión de riesgos en las empresas españolas

¿Es posible ignorar que vivimos en un mundo complejo? Cómo identificar las amenazas, minimizar los riesgos y anticiparse a los grandes cambios

El cambio que está experimentando el mundo y, concretamente, el mundo de los negocios, hace que las organizaciones se enfrenten a nuevas amenazas. La volatilidad forma parte de todo proceso de cambio y es preciso tener presente que toda actividad entraña cierto nivel de incertidumbre que es preciso gestionar. El problema es que cada día que pasa, los riesgos son más complejos y difusos, por lo que es preciso plantearse si estamos preparados para hacer frente a un entorno tan inestable.

Gestionar los riesgos en el siglo XXI no es una cuestión más, sino una variable crítica para obtener ventajas competitivas. Teniendo en cuenta las amenazas a las que se enfrentan lasorganizaciones, es preciso pensar en términos de sostenibilidad a medio y largo plazo, pero también de capacidad para sobrevivir en un entorno en el que surgen cambios profundos que cambian las reglas del juego en cuestión de días. En este sentido, es necesario destacar que están surgiendo nuevos riesgos relacionados con la globalización, el nuevo entorno competitivo, la tecnología, la ciberseguridad o los nuevos modelos de negocio.