Concienciados con nuestro entorno

Valor social

Premios y reconocimientos recibidos en 2013

La conexión con nuestro entorno es el tercer eje de las actividades de PwC. Además de centrarnos en nuestros clientes y en nuestros profesionales, estamos concienciados de lo que pasa a nuestro alrededor. La crisis ha pasado factura y la confianza en nuestras instituciones está en niveles mínimos.

Por ello, en PwC asumimos el reto de ayudar a resolver esos problemas y a construir una sociedad, un entorno y un futuro más justo y sostenible. Este compromiso lo desarrollamos a través de distintas estrategias. Una de ellas es la que se refiere a la creación de valor social.

¿Qué entendemos por creación de valor social? En PwC estamos convencidos de que para recuperar la confianza en sí misma, nuestra sociedad necesita cada vez más movilizar a los emprendedores que son capaces de identificar y proporcionar soluciones nuevas e innovadoras a los retos económicos, sociales y medioambientales de una economía crecientemente compleja y que cambia a gran velocidad. Asimismo, pensamos que ese mismo principio de movilización y eficacia debe aplicarse al denominado Tercer Sector, que agrupa a las organizaciones sin ánimo de lucro y no gubernamentales.

Gráficos e indicadores GRI

Nuestro voluntariado

A través de la Fundación de PwC, promovemos, en particular, programas de impulso al emprendimiento social y juvenil, que combinan un elevado impacto en la sociedad con la viabilidad económica. Es el caso de Momentum Project (una iniciativa estratégica con el BBVA y Esade para apoyar a los emprendedores sociales, que ya va por su cuarta edición), Ashoka (también en el ámbito del emprendimiento social), Junior Achievement (para el fomento del espíritu emprendedor entre los jóvenes, que en 2013 contó con la colaboración de 17 universidades españolas), el plan de Liderazgo Social para ONGs de PwC y Esade (ver vídeo), y el proyecto Más Social, que ayuda a las entidades gallegas de economía social, en colaboración con la Fundación Barrié.

Nuestra preocupación por el impacto de la crisis en la sociedad nos llevó en el ejercicio 2013 a impulsar dos campañas solidarias entre los profesionales. Por un lado, la donación de fondos a Cáritas y Cruz Roja, dos organizaciones representativas del compromiso con los más desfavorecidos. El reto consistía en recaudar 100.000 euros en un mes, lo que finalmente se consiguió. También se organizó una campaña de alimentos, para la que se recogieron 1.861 kg de productos comestibles.

En conjunto, nuestra inversión en programas sociales ascendió a 1,4 millones de euros, una cifra casi idéntica a la del ejercicio fiscal anterior.