Programa Impulsa

Dentro de su objetivo de involucrar a los profesionales para que con su talento y capacidades contribuyan a la mejora de la sociedad, la Fundación PwC promueve el Proyecto Impulsa.

Se trata de una iniciativa de voluntariado profesional internacional, en donde, durante los meses de verano, los profesionales de PwC aportan su conocimiento  en proyectos  de ONG  seleccionadas en zonas del mundo muy necesitadas.

Desde 2010, el programa ha permitido impulsar proyectos en más de 15 países, gracias a la participación de alrededor 50 voluntarios, colaborando con ONG como Ayuda en Acción, Fundación Codespa, Cruz Roja Española, Fundación InteRed, Fundación Paz y Desarrollo.

Programa Impulsa

 

Experiencias de profesionales de PwC

Cómo sentirse feliz en Bolivia (Elena Marín Godoy, Supervisora de Assurance)

Cómo sentirse feliz en Bolivia (Elena Marín Godoy, Supervisora de Assurance)

Colaborar con una ONG ya no se limita a la donación de fondos económicos por parte de la empresa. Ahora, al concepto tradicional se le añade otra característica muy valiosa: la aportación de experiencia y conocimiento. Y yo quise formar parte de esa nueva manera de enfocar la relación de las empresas con la sociedad, con el objetivo de  buscar soluciones creativas a los retos sociales, de colaborar con organizaciones en dificultades y, en definitiva, que es de lo que se trata, de sentirme feliz. 

Por eso me incorporé al programa Impulsa, que da la oportunidad de disfrutar de una experiencia profesional en una cultura y un contexto muy distintos a los que estamos habituados.

El proyecto del que formé parte estaba incluido en un plan de modernización de la Cruz Roja Boliviana, que fue desarrollado por el Comité Internacional de Cruz Roja y la Federación Internacional de Cruz Roja, en colaboración con Cruz Roja Española.

Mi labor se centró en la detección de debilidades internas, para lo cual tuve que estudiar previamente el marco social, político y financiero de la Cruz Roja Boliviana. De este modo, pude plantear soluciones a las deficiencias detectadas de una forma eficaz y realista, dada la situación y el escenario planteado. Además, realicé un análisis de riesgos por cada ciclo de la explotación de la organización, lo que nos permitió diseñar controles para mitigarlos.

Fue una experiencia que ha marcado un antes y un después en mi vida, tanto en el ámbito profesional como en el personal. He sido capaz de desarrollar un proyecto de forma independiente en un ámbito de trabajo totalmente distinto al que estoy acostumbrada, potenciando, así, mi flexibilidad, la seguridad en mí misma y la motivación. Poder ayudar ha sido lo más gratificante, y nada me hace más feliz que saber que se ha abierto una fase II del proyecto que comencé.

Me gustaría dar las gracias a la Fundación por haberme brindado esta oportunidad profesional y personal. Y animo a mis compañeros a participar en el programa y a colaborar, entre todos, a hacer de este mundo un lugar mejor.

Una experiencia en Vietnam el doble de interesante (Ana María Núñez, Gerente de Assurance)

Una experiencia en Vietnam el doble de interesante (Ana María Núñez, Gerente de Assurance)

Llevo cinco años participando en proyectos de cooperación y he tenido experiencias muy interesantes en programas sanitarios y docentes. Pero al no ser proyectos relacionados con mi área profesional siempre me quedaba con la impresión de que podía dar más. Por eso me apunté a Impulsa, un programa donde se combina el voluntariado con una experiencia profesional vinculada a la firma, y que por tanto facilita la posibilidad de aportar más valor añadido.

Fue así como la Fundación PwC me ofreció la oportunidad de apoyar un proyecto en Hanoi (Vietnam) desde el área financiera. Colaboré con Paz y Desarrollo, una ONG que recibía subvenciones de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y que tenía que certificar los proyectos. Las certificaciones eran revisadas por sus auditores y, en los últimos años, tenían muchas incidencias en la documentación. Así, mi objetivo allí fue hacer una auditoría interna para detectar las deficiencias de control y diseñar procesos que mejorasen los resultados y evitasen las incidencias. Además, tras realizar este trabajo, di formación a los trabajadores de la ONG para que conociesen los nuevos procesos y homogeneizaran la forma de trabajar.

Por otra parte, ayudé a la directora del proyecto a la elaboración de propuestas técnicas y económicas para concursar en nuevas subvenciones con fondos europeos y americanos.

El resultado de la experiencia fue doblemente interesante. A nivel profesional aprendí muchísimo. Vi la cara de la auditoría desde el punto de vista del auditado, lo cual me ayudó a empatizar más con el cliente. A nivel personal, la experiencia de trabajar con gente de otra cultura fue muy enriquecedora, como también lo fue que pude aportar mi granito de arena a un proyecto tan necesario como es la lucha contra la violencia de género en Vietnam.

Y además… tuve la oportunidad de hacer turismo y conocer Vietnam, un país espectacular y con muchísimos contrastes.

Contacta con nosotros

Síguenos en